Claves para disfrutar del sol sin dejarte la piel

La placentera y cálida sensación de estar al sol, y el estupendo aspecto que tenemos al broncearnos, hacen que a estas alturas del curso, estemos deseando disfrutarlo, y no veamos el momento en que lleguen las vacaciones.

Es indudable que el sol es necesario para la vida y muy beneficioso para la salud, pero también se puede convertir en un regalo envenenado si no somos prudentes. El  sol está implicado en muchos procesos fisiológicos: mejora nuestro humor y vitalidad, mejora el aspecto de la piel al broncearse, ayuda a asimilar la vitamina D que necesaria para fortalecer nuestros huesos y dientes, etc. Pero sin protección, sus efectos son peligrosos para nuestra piel, aunque disponemos de mecanismos naturales, como la melanina –fotoprotector natural- , para contrarrestarlos.

Para disfrutar al máximo de los días de luz y de las vacaciones sin preocuparse de los efectos dañinos que los rayos solares pueden ocasionar a corto o largo plazo, hay que tener claros algunos aspectos.

¿Cuáles son los tipos de radiación solar que afectan a nuestra piel?

Afectan a la piel aquellas radiaciones solares que pueden penetrar la capa de ozono de la atmósfera: los ultravioletas y los infrarrojos.

Los ultravioletas son UV B y A. Los UVB, lo hacen sobre todo en verano, afectan a la capa superficial de la piel (epidermis) y nos provocan efectos a corto plazo como el bronceado y las quemaduras si no hemos tenido cuidado. Y los UV-A, que son de  mayor longitud de onda, penetran en nuestra piel sin que nos demos cuenta durante los 365 días del año, alcanzando una capa más profunda o dermis, donde son capaces de causar graves daños a largo plazo: el fotoenvejecimiento al aumentar el número de radicales libres, las manchas, la alteración de las defensas de la piel e incluso cáncer cutáneo. Los rayos UVA de cabina son igual de nocivos que los del sol.

Infrarrojos-A, que llegan más profundo, hasta la hipodermis, y sus consecuencias son las arrugas profundas, la pérdida de firmeza y elasticidad de la piel, la aparición de arrugas y manchas, y otros efectos nocivos para la salud de la piel, lo que se hace absolutamente necesario protegerse frente a la radiación IR-A, cuando estamos expuestos al sol. El IR-A aumenta la expresión de un enzima que destruye las fibras de colágeno, e impide la síntesis de nuevo colágeno, por ello, el resultado es una piel envejecida prematuramente, con más y más profundas arrugas, junto a la  pérdida de firmeza, así como, flacidez y descolgamiento, según expone el Environmental Health Research Institute de la universidad de Düsseldorf en colaboración con los Laboratorios alemanes STADA. Contra ellos protegen antioxidantes muy potentes.

Playa de Benidorm

¿Qué es el índice solar mundial o índice ultravioleta (UVI)?

El UVI es una medida que se utiliza a nivel mundial, para medir la intensidad de la radiación ultravioleta (UV) en la superficie terrestre, durante las 4 horas alrededor del mediodía solar. El UVI se expresa en valores positivos a partir de 0 e indica la probabilidad de sufrir lesiones cutáneas y oculares según el tiempo de exposición. En países cercanos al ecuador alcanza hasta 20, y en Europa no suele superar 8, salvo excepciones en las playas en verano. Los factores que afectan ala radicación son la oblicuidad de los rayos, la altura, la latitud terrestre o las superficies que los reflejan como el agua o la nieve que lo hacen hasta un 85% de las radiaciones solares, mientras que la arena refleja un 20%.

¿Cuáles son los efectos nocivos de la radiación solar?

Las posibilidades de desarrollar cáncer de piel son reales, no hay que engañarse. Se suele decir que la piel tiene “memoria”, pero casi nadie sabe los que es. Lo explicamos. Las células de la epidermis no tienen núcleo en su mayoría, se terminan transformando en escamas y se desprenden. Sin embargo, en la epidermis hay unas células basales que sí tienen núcleo. La radiación UV puede afectarles de manera permanente y, lo que es peor pueden llegar a modificar el ADN, y dar lugar a la aparición de un melanoma o cáncer de piel. Cada año se diagnostican unos 200.000 nuevos casos de cáncer de piel en el mundo (de ellos, unos 3.600 en España con una mortalidad de 709 personas). Estas cifras van en aumento. Es cierto que el 90% se cura si es detectado a tiempo, sin embargo, la cifra más llamativa es que el 80% de los melanomas están relacionados con el abuso de sol. Cada año se realiza una campaña para la revisión de lunares y manchas promovidas por la Asociación Española contra el Cáncer y la Academia Española de Dermatología.

Otros menos graves pero también perniciosos, deshidratación, manchas, arrugas, flacidez y quemaduras.

¿Cuáles son los tipos de piel y de qué depende?

El fototipo, define el tipo de respuesta de la piel al sol, depende de la cantidad de melanina en la piel y se evalúa en una escala del 1 al 6.

Fototipo I-II: Pieles extremadamente sensibles al sol, siempre se queman en la exposición solar y no se broncean. También adecuado para pacientes en tratamiento con medicamentos fotosensibles y para embarazadas. Hay que preguntar al farmacéutico o al médico si un medicamento o enfermedad nos produce fotosensibilidad antes de llevarnos desagradables sorpresas.

Fototipo III-IV: Pieles sensibles al sol y/ o pieles que se queman a menudo al exponerse, aunque se broncean ligeramente.

Fototipo V: Pieles poco sensibles al sol. Toleran la exposición solar sin problemas de fotosensibilidad.

Fototipo VI: Pieles resistentes al sol. Pieles que casi nunca se queman.

¿Qué el FPS y como calcularlo?

El factor de protección solar (FPS) nos indica el aumento de tiempo en que la piel puede permanecer al sol, sin sufrir sus efectos nocivos: enrojecimiento, eritema solar y quemaduras. Nos dice como protegernos de los UV-B, pero todavía no se ha determinado científicamente como medir la incidencia de losUV-A, que son los más peligrosos: no hay que dejarse engañar. Por lo que, además de utilizar el FPS apropiado hay que usar los fotoprotectores orales, que llegan a la dermis a través del torrente sanguíneo reforzando las defensas naturales.

Recomendaciones orientativas del Departamento de Sanidad y Seguridad Social según el UVI (Nivel de Radiación).

recomendaciones Departamento Salud y Seguridad social UVI

¿Qué nos protege ante el sol?

Hablaremos de cremas fotoprotectoras y de fotoprotectores orales. Lo óptimo es utilizar los dos, porque cada uno tiene su función

Fotoprotectores

Según su mecanismo de acción los filtros solares se clasifican como: físicos, químicos, biológicos y organominerales.

1. Aplicar el fotoprotector media hora antes de exponerte al sol, ya que los componentes químicos necesitan ese tiempo para hacer el efecto deseado en la epidermis.

2. Es importante secar la piel antes de aplicar el fotoprotector, eso favorece la absorción del producto y evita que los restos de agua actúen como una lupa sobre la piel, multiplicando la intensidad de los rayos y, por lo tanto, multiplicando sus riesgos.

3. No tomar el sol en las horas centrales del día, los rayos del sol inciden en la Tierra de manera perpendicular. Esta inclinación es mucho más perjudicial la piel porque los rayos penetran con mayor intensidad y aumenta el riesgo de que padezcas cualquier enfermedad cutánea a corto y largo plazo. Si no puedes evitar la exposición recuerda aumentar tu factor de protección.

4. Tu piel estará más protegida cuanto mayor sea el factor de protección. Un factor alto no sólo es más eficaz frente a los rayos del sol sino que asegura la protección de tu piel incluso cuando te aplicas menos cantidad de la recomendada o se te pasa el tiempo.

5. Cuando no usas fotoprotector te quemas y usándolo es cuando te bronceas. El bronceado ha de ser progresivo, sano y evitar todos los efectos nocivos de los rayos ultravioleta sobre la piel haciendo que además dure más tiempo.

6. La sombra no te protege al 100% porque los rayos solares traspasan los tejidos comunes y es necesario seguir aplicándose fotoprotector

7. Hay que protegerse durante todo el año ya que, pese a que los rayos UVB son más potentes durante el verano, los UVA están presentes todo el año.

8. Si la piel es grasa o con acné hay que aplicar fotoprotectores no comedogénicos. Uno de los mecanismos de defensas frente al sol es la hiperqueritización o engrosamiento, al terminar el verano el acné se puede inflamar o dar lugar a pústulas.

9. Sí se puede usar el maquillaje sobre el fotoprotector. Solo hay que saber que hay que aplicarlos primero, porque los componentes químicos funcionan combinándose con las células de la piel para absorber la energía de la radiación solar, por lo que otros productos diferentes de las hidratantes podrían interferir con este proceso. Los componentes físicos simplemente reflejan los rayos del sol, impidiendo que penetren en la piel, por eso nos dejan la cara o el cuerpo blanco. Ambos tipos de protector solar tienen que ser puestos directamente sobre la piel seca, lo que impide que otros productos puedan diluir su concentración y reducir su eficacia. ISDIN ha sacado una nueva línea.

10. Los fotoprotectores caducan, hay que buscar en el envase del producto una imagen de un tarrito abierto, el número que aparece en su interior es el número de meses que el producto puede permanecer abierto sin caducarse.

11 No todos los filtros solares se eliminan en la ducha, porque tienen una combinación de filtros físicos y químicos. Los físicos, como el dióxido de titanio o el óxido de zinc, resultan algo más difíciles de eliminar tras la ducha por lo que hay que insistir con dos aplicaciones de jabón, pero su ventaja es que provocan menor sensibilización cutánea.

Fotoprotectores orales

Sólo la fotoprotección por vía oral previene y repara realmente y de manera demostrada los daños de los rayos UVA sobre nuestra dermis porque alcanzan las capas más profundas de nuestra piel. Es necesaria porque complementa las deficiencias de la fotoprotección por vía tópica. Se protege de los efectos más nocivos del sol y se evitan enfermedades a largo plazo. Hay que tomarlos durante los meses de exposición solar y basta con una cápsula al día. Los efectos que buscan son: preservar las defensas cutáneas y una piel más activa frente a las agresiones; proteger y reparar el ADN celular para prevenir el cáncer cutáneo; neutralizar los radicales libres y evitar el fotoenvejecimiento cutáneo y triplicar la resistencia de la piel al sol y fortalecerla frente a rojeces y quemaduras

Un producto innovador y de buen precio es Heliocare Ultra-D Formulado con Polypodium leucotomos. Están formulado con Fernblock®, la primera tecnología mundial patentada que protege de manera uniforme toda la superficie corporal frente a los efectos nocivos de la radiación solar, y Vitamina D, que se sintetiza por la radiación ultravioleta. Este producto aporta al organismo la cantidad diaria recomendada de vitamina D para mantener los huesos fuertes y sanos.

Los productos de Inneov y Sandoz aportan antoxidantes muy portentes y betacarotenos. Dan muy buenos resultados.

¿Cuáles son los mejores fotoprotectores?

fotoprotectores-bodegon

Hay que probar y ver, pero en el caso de las cremas elegir cuál nos resulta más agradable nos resulta, pero recomiendo adquirir productos de laboratorios que invierten en investigación y sus resultados están testados como LavinalISDIN, Heliocare, Avene y La Roche Posay , etc. Se venden en farmacias y parafarmacias y están clínicamente testados.

Un ejemplo es lo que es expone Heliocare en su website acerca de su tecnología Fernblock®. Ésta surgió de una investigación del Grupo IFC con Harvard Medical School con el objetivo de desarrollar un mecanismo de protección completo frente al sol. Busca no sólo evitar los perjuicios inmediatos como las quemaduras, sino aportar también una protección capaz de prevenir los efectos negativos a largo plazo como el envejecimiento de la piel, la pérdida de defensas, las alergias o incluso el cáncer de piel.

1.  La gama Anthelios de La Roche Posay

2. Un experto en fotoprotector es ISDIN. Lo nuevo de este año es Fusion Water-Fusion Air que incorporan tecnologías vanguardistas en formulación de filtros de protección solar logrando una cosmeticidad excelente. Son los óptimos para usar antes del maquillaje. Fusion Water es el primer fotoprotector de base acuosa, una matriz gelidificada que minimiza la fase grasa del producto proporcionando una muy alta protección UVA y UVB 50+. Un fotoprotector tecnológicamente avanzado que no irrita los ojos gracias a su Safe-Eye Technology y que, dicen, puede aplicarse incluso en piel mojada al ser WET SKIN. Con activos antiaging y antioxidantes.

3. Ladival® de STANTA tiene una gama muy amplia de productos que garantizan para cada producto, la mejor combinación de filtros solares, ofreciendo la protección solar UV-A/UV-B e IR-A más completa mediante el desarrollo de numerosas formulaciones adecuadas a cada tipo de piel, y a cada situación.

Ladival Acción Anti-manchas con Deléntigo® FPS30: previene la aparición del léntgo solar, el melasma Gracias a su patenete Deléntigo® conseguimos tratar las manchas existentes y aclararlas, y también prevenir la formación de nuevas pigmentaciones. Además contiene vitamina E que es antioxidante y contrarresta los radicales libres.

Otros productos que ayudan a protegerse contra las manchas:

1. Bioderma Photoderm Láser: este protector solar está formulado específicamente para pieles debilitadas y con tendencia a pigmentarse, con cicatrices y zonas especialmente sensibles. Protege la piel del daño solar, de la pigmentación y del envejecimiento por su patente BIOprotection® Celular.

2. Martiderm DSP-crema FPS 50+: tiene 3 efectos: protege de UVB, tiene una acción despigmentante, que ayuda además de prevenir la formación de nuevas manchas, a reducir y aclarar: melasma, léntigo solar, léntigo senil, por activos fotosensibilizantes o por hiperpigmentaciones post-inflamatorias. Contiene otros compuestos que contribuyen a que la piel esté más suave y luminosa

3. Apivita Suncare anti-manchas SPF 50 +: este fotoprotector es específico para evitar la aparición de manchas oscuras, y con un 77 % de ingredientes naturales.

¿Y qué más?

El ‘smartphone’, nuevo ‘coach’ solar. Ya hemos hablado que las apps se están conviertiendo en los mejores aliados de nuestra salud. El Consejo General de Colegios Farmacéuticos, a través de la Vocalía Nacional de Dermofarmacia, ha desarrollado Solfarma , una aplicación gratuita que permite acceder de forma sencilla a información y recomendaciones para una adecuada protección solar en función de la ubicación, la radiación ultravioleta y el fototipo del usuario. Además, permite acceder a la base de datos Bot Plus 2.0, con información sobre los medicamentos que pueden provocar reacciones ante la exposición solar. Otras apps interesantes son Solare, Sun Shield y las específicamente infantiles que se presentan en forma de juego: Isdinsungame, de Isdin, y Superprotector, creada por la AECC (Asociación Española contra el Cáncer).

Solitair es una tecnología innovadora que están desarrollando científicos británicos, y aun no han comercializado, que indica a sus usuarios la cantidad correcta de sol a la que pueden exponerse dependiendo de su tipo de piel. Esta aplicación indicará entonces cuándo es necesario ponerse a la sombra o protegerse.

Haliocare tiene una un blog que se llama Disfruta del Sol donde se añade información de referencia sobre este tema.

En conclusión, se puede disfrutar del sol pero sabiendo usar adecuadamente la fotoprotección para que nunca se convierta en un enemigo.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *