Cómo combatir las alergias a la primavera

Las alergias primaverales están aquí, junto a las lluvias de abril y las flores de mayo. . “Este año los ocho millones de españoles alérgicos al polen se enfrentan a una primavera de intensidad moderada, con una concentración por metro cúbico de aire de unos 5.300 granos”, revela el doctor Ángel Moral, presidente del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) 

Las enfermedades alérgicas, en general afectan a un 33% de la población española: 16 millones de personas. Entre los alérgicos, aproximadamente la mitad, lo son a pólenes de plantas. Esta patología es conocida como rinitis alérgica o fiebre del heno. Encontrar las causas de nuestros estornudos, picores, asma o lágrimas puede ayudar a mejorar nuestro estado general. Haber pasado un frío invierno sólo para caer en ojos hinchados y llorosos, sinusitis, asma, picores y estornudos no es muy alentador. Un estudio realizado en los Estados Unidos señala que el 55 por ciento de los trabajadores causarán baja laboral por ello. En los países industrializados puede llegar a afectar entre un 20 y un 40 por ciento de la población, lo que se puede considerar casi una pandemia si no fuese por la estacionalidad.

Problemas con el polen

alergia al polen |efeEl polen es el alérgeno más común de la alergia primaveral, mientras que el polvo los ácaros pueden afectar durante todo el año. Estos alérgenos son inofensivos en sí mismos, pero nuestro sistema inmunitario los identifica como peligrosos. Para defendernos, nuestro cuerpo genera histamina, que dilata los vasos sanguíneos haciendo que nuestros ojos lloren, la piel pique y se ponga roja y los senos nasales se congestionen.

El mundo científico todavía sigue debatiendo el por qué somos alérgicos si nunca lo fuimos. Un estudio encontró una molécula fosilizada en los pollos similar a la que desencadena una reacción en los humanos Esto demuestra que las reacciones alérgicas empezaron hace 160 millones de años, y que esas reacciones no son una batalla rápida sino algo genético. La mayoría de la gente experimenta los estornudos y la urticaria de manera instantánea a la exposición, mientras que la fatiga, somnolencia y congestión aparecen horas más tarde.

El cambio climático y las subidas de las temperaturas conllevan una prematura floración y el consiguiente incremento de los niveles de polen en el aire. Esto implica que nuestro sistema inmune se pone en guardia y reacciona contra los alérgenos cada vez antes.
Las alergias primaverales en España

En España, las plantas que causan más problemas alérgicos son las gramíneas, el olivo, el ciprés, la salsola, el plátano de sombra y la parietaria. La capacidad de generar pólenes alergénicos –que provocan una reacción alérgica- se ve agravada por la contaminación en las ciudades. La intensidad de la polinización en las diferentes zonas peninsulares será variable:

EFE alergia_primaveral_Miguel_Mulas_EFE
Áreas Urbanas.
La contaminación no solo afecta a los humanos. Las partículas diesel, producidas por vehículos y calefacciones, crean un ambiente hostil para las plantas que se ven obligadas a generar polen con proteínas de estrés como mecanismo de defensa que aumenta su capacidad alergénica. Además el arbolado de las ciudades está constituido en gran parte por el Plátano de sombra- un 25% del total- cuya floración es explosiva incrementando los niveles de polen en la atmósfera.
Centro peninsular. En el centro peninsular el polen más frecuente es el de gramíneas y olivo. En Madrid capital, el porcentaje de polínicos alérgicos del plátano de sombra supera el 40%. La intensidad de la zona centro será moderada
Cornisa Cantábrica. El polen más frecuente es a las gramineas y al abedul. La intensidad será leve.
Área mediterránea. el polen más frecuente es el de parietaria y gramínea. En Barcelona, como en Madrid, predominan los pacientes alérgicos al Plátano de sombra, usado frecuentemente en parques y jardines. La intensidad será baja.
Sur peninsular. El polen más frecuente es el de las gramíneas y los olivos. En el sur peninsular la concentración de polen será mayor que en el resto de España debido a factores climatológicos.

Qué hacer

Remedios médicos. Lo mejor es acudir al alergólogo. Le harán una batería de pruebas y determinaran la vacuna que precisa para pasar la primavera con dignidad y disfrutando del buen tiempo.

La inmunoterapia o v2012-04-30_IMG_2012-04-30_17-26-47_alergiasacunación antialérgica es la primera y más efectiva herramienta terapéutica para los pacientes alérgicos. La mejora percibida por el paciente es evidente y los datos relativos al gasto sanitario provocado por las alergias son claros: el tratamiento con inmunoterapia logra disminuir un 40% los gastos en servicios médicos y un 30% el referido al uso de fármacos de alivio sintomático.
Hay algunos fármacos, que no precisan prescripción médica, y que el farmacéutico puede recomendar, como los antihistamínicos orales o colirios. Hay que usarlos con precaución si se conduce, ya que suelen producir intensa somnolencia los primeros días. También es una alternativa tomar más vitamina C. Tan solo hay que señalar una precaución sobre los sprays nasales: suelen producir molestos efectos rebotes e incluso crear adicción.

Remedios caseros para mitigar la incidencia de las alergias:

1. Consultar la concentración del polen en internet, por ejemplo en la red española de aerobiología http://www.uco.es/ para saber cuáles son los momentos de mayor precaución.
2. Llevar mascarilla al salir de casa para filtrar el polen en el aire al respirar.
3. Cerrar las ventanas en casa y en el coche, y poner en marcha el aire acondicionado con filtros del polen en el coche, puede ayudar a mantener el polen fuera. Evite a toda costa usar ventiladores que dispersen el polvo o los pelos de las mascotas.
4. Evitar el viento y el contacto con plantas o salidas al campo. El polen viaja, así que evite estar fuera de casa los días ventosos de marzo o abril o póngase la mascarilla al salir de casa.
5. Cortar el césped y limpiar las alfombras. Asegúrese que las moquetas y alfombras se mantienen lo más limpias posibles. Puede llevar una mascarilla para evitar respirar el polen. Cuando llegue a casa quítese la ropa porque el polen se puede pegar a las prendas de vestir. Limpiar el polvo de la casa con un paño húmedo para no dispersar el polen.
6. Usar gafas de sol. No es una broma, usar las gafas de sol durante todo el año, no solo le preservará del sol, también impedirá que entre el polen en los ojos.
7. Ducharse. La ducha es beneficiosa porque se lleva todos los alérgenos que se pegan a la en la piel y al pelo.
8. Descongestionar los senos nasales. Trate de descongestionar los conductos nasales con agua marina o agua salada, o tome irrigaciones nasales para limpiar de alérgenos lo mucosa nasal.
9. Comer inteligentemente. Algunos alimentos pueden ayudar para luchar contra las alergias primaverales como las nueces, manzanas, pescado, frutos rojos y tomates.

En definitiva, merece la pena poner remedio a las alergias, inevitables por otra parte, que puedan amargarnos disfrutar de una estimulante primavera.

1 comentario

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *