15 cosas que hay que saber sobre el ébola

El ébola llama a las puertas de occidente y poco podemos hacer para evitarlo, según ha reconocido la propia Organización Mundial de la Salud, al no existir infraestructuras suficientes para contener la epidemia, o lo que es lo mismo: está fuera de control. Aun siendo esto cierto, las autoridades están en la obligación de advertir, pero con buena información y sabiendo exactamente cuáles son los protocolos adecuados a seguir, se podrá contener la enfermedad y salvar muchas vidas.

El caso de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que valientemente y poniendo en riesgo su vida, trató y cuidó con profesionalidad a los dos españoles repatriados, es triste y todos le enviamos nuestra fuerza y los mejores deseos para que cure. Pero no es la única, hace pocas horas, en el Hospital Presbiteriano de Texas, donde falleció el paciente Thomas Eric Duncan, una trabajadora de cuidados sanitarios se ha contaminado mientras atendió a Duncan y ha dado positivo, según John Bacon y Alia Dastagir de USA Today. Al parecer, informa la agencia Reuters, el Director para la Prevención o Control de enfermedades de dicho hospital manifiesta que, a pesar de no saber exactamente la causa, obviamente ha sido porque el protocolo se ha roto en uno de los pasos, tal como ocurrió en España. Lo que ha dando lugar a la activación del protocolo previsto en caso de contagio para ella y para todos los que estuvieron en contacto con el paciente anterior y con ella. Ya no se puede decir que el ébola ha entrado en occidente por España, lo ha hecho también por los EEUU.

Tanto el Ministerio de Sanidad, la Consejería de Sanidad de Madrid como el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid han puesto información al respecto en sus Website, y en concreto la Consejería de Salud de la CAM  ha publicado el Protocolo de Actuación frente a casos sospechosos de Enfermedad por Virus de Ebola, que se puede descargar aquí mismo. Es bueno leerlo, ya que no precisa especiales conocimientos sanitarios pero sí puede guiar el sentido común en la toma de decisiones de agentes sociales y familias.

Identificación

1. El virus del ébola causa la EVE o fiebre hemorrágica viral. Se inició en la República del Congo en 1976. El brote actual se inicia en diciembre de 2013 en África occidental y ha afectado a 2.000 casos aproximadamente. En Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona, en los Estados de Lagos y Rivers en Nigeria y en la Provincia de Ecuador en República Democrática del Congo.

Contagio

2. Se transmite por contacto directo con sangre, secreciones o fluidos corporales, como moco, vómito, sudor, saliva, orina y diarrea. La transmisión sexual aun no se ha demostrado, pero es posible. El virus sobrevive en líquidos y material contagiado aun después de la desecación.

3. Transmiten la enfermedad los pacientes que padecen síntomas.

4. El periodo de incubación oscila entre 2-4 días a 10-21 días.

5. Es muy contagioso y una tasa de mortalidad del 50 al 90% de lo s casos.No se transmite mediante el aire, agua o alimentos contaminados. Si una persona ha estado expuesta al virus pero no desarrolla la enfermedad en 21 días es que no se ha contagiado.

Síntomas clínicos

6. Primera Fase: fiebre alta (hasta el día 10 se estimaba 38,6, pero a partir de ese día Sanidad da como indicador febril 37,6 si se ha estado expuesto a paciente con ébola), vómitos, falta de apetito, mialgia intensa, artralgia, dolor abdominal y cefalea.

7. Los síntomas de la primera fase, en su inicio, son muy similares a la mayoría de los procesos víricos gripales, por lo que es crítico y determinante informar al facultativo si se ha estado o se sospecha haber estado en contacto con algún paciente que sufriera ébola.

8. Segunda Fase: aparece a la semana del contagio y se manifiesta en erupciones hemorrágicas en piel, órganos y zonas de mucosas como el tracto intestinal.

9. El paciente muere por fallo multiorgánico.

10. El Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha procedido, en reunión del 10 de octubre de 2014, a la aprobación de la actualización del protocolo de actuación frente a casos sospechosos de enfermedad por virus ébola: “Sanidad y las Comunidades Autónomas acuerdan reforzar los protocolos frente al virus ébola por encima de las recomendaciones internacionales:

11. Se eleva el nivel de riesgo para los contactos directos de un paciente con ébola, entre ellos los profesionales sanitarios, serán considerados posibles pacientes de “alto riesgo”.

12. El umbral de fiebre para declarar a un contacto directo como caso sospechoso pasa de los 38,6º que marca el protocolo del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades a 37,7º.

Prevención y Tratamiento

13. La prevención de la epidemia ha de hacerse mediante el aislamiento inmediato del paciente o sospechoso de padecer la enfermedad. Desde ese momento se ha de evitar el contacto con personas y objetos contaminados.

14. Actualmente no existe tratamiento farmacológico preventivo ni curativo. Se sigue tratamiento sintomático: antitérmicos (están contraindicados los denominados AINE´s como aspirina, Ibuprofeno y otros antinflamatorios), rehidratación y control de la hemorragia. Si se sopecha que se puede estar contagiado por cercanía o contacto con paciente de ébola, hasta su diagnóstico hay que evitar auto medicarse porque se enmascaran los síntomas.

15. El virus se inactiva por radiación ultravioleta y gamm, calor (1 hora a 60º o 5 minutos a 100º) con lejía. La refrigeración y la congelación no inactiva el virus.

No puedo terminar sin manifestar mi admiración y agradecimiento a todo el personal sanitario que lucha por salvar vidas en la primera línea de este frente, en África Occidental, en especial a Médicos Sin Fronteras y al ingente número de misioneros y voluntarios sin nombre que están dando su vida por los demás.

1 comentario

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *