Una empresa española contra la Covid

La impresionante carrera que ha vivido – y que aún está posiblemente en sus inicios –  la industria farmacéutica mundial para dar con un remedio en forma de vacuna contra la Covid 19,  se ha concentrado en un reducido grupo de compañías entre las cuales  destacan media docena, casi todas ellas estadounidenses. La industria del medicamento  tiene pocos nombres propios destacables fuera de Estados Unidos, a pesar de que medio centenar largo de compañías compiten en estos momentos por encontrar el remedio rápido y eficaz  para afrontar esta pandemia.

Las primeras vacunas ya han llegado a España y se están administrando en una carrera  contra el reloj que  difícilmente cubrirá los objetivos deseados, vacunar a toda la población  española, a lo largo del año 2021. Por desgracia, la participación española  en el hallazgo de una vacuna eficaz está siendo modesta ya que  ninguna empresa de nuestro país se encuentra en estos momentos entre las que han cubierto las tres fases que se exigen para su aprobación por las autoridades sanitarias para vacunar a la población.

Los dos protagonistas  que han alcanzado el objetivo hasta el momento son  las norteamericanas Pfizer (junto a la alemana  BioNTech con  participación de  varias personas de  nacionalidad turca) y Moderna. Del resto, hay alguna más que está cerca de lograr las autorizaciones en el mundo occidental, básicamente Astra Zeneca y la Universidad de Oxford junto a algunas compañías chinas y alguna rusa. Moderna será autorizada en breve por las autoridades europeas para distribuir su vacuna en Europa, en donde  han sido ya adquiridos 160 millones de vacunas para su distribución  entre los diversos países europeos, España entre ellos

La aportación española al hallazgo, producción y distribución de la vacuna, en concreto de la que  ha   puesto a punto la farmacéutica Moderna,   cuenta en todo caso con un destacado protagonista, la empresa Rovi, de la familia  López Belmonte, empresa cotizada en la Bolsa española desde hace una docena de años y que ha registrado en las últimas semanas notables avances en su cotización.  Precisamente hace una semana,

Rovi ha entrado en el selecto grupo de compañías que están  integradas en el Ibex 35, concretamente en uno de sus tres índices especializados, el Medium Cap. Esta empresa, que vive ya su tercera generación, nació  en los años 40 del siglo pasado y cuenta   en la actualidad con unos  1.300 empleados y un valor a precios de mercado de más de 1.700 millones de euros. La compañía cuenta con media docena de plantas fabriles en España y un elevado número de patentes de medicinas que se venden en todo el mundo, alguna de ellas de gran éxito en el mercado, como la que  se utiliza para  combatir la tromboflebitis

Rovi  está teniendo una participación  activa y la va a tener con mayor intensidad en el futuro gracias a su colaboración   con Moderna, la farmacéutica estadounidense que ha superado ya todas las fases de ensayo para la fabricación de la vacuna y su administración desde hace unos pocos días en numerosos países occidentales. Moderna es de momento el segundo productor de vacunas contra la Covid en todo el mundo, una posición en la que está contando con la colaboración activa de la  empresa española.