El núcleo selecto del Ibex

Hay analistas de Bolsa que aseguran que las cotizaciones del mercado bursátil español están por debajo de sus méritos  y de su valor real. Lo cierto es que el indicador bursátil más habitual de la Bolsa española, el que refleja la  valoración que el mercado otorga a las mayores empresas del país, se encuentra entre los de peor evolución desde hace unos meses, en particular desde el inicio de la crisis sanitaria.

Pero hay algo que llama particularmente la atención en la trayectoria de las empresas del Ibex 35 y es  la discrepancia que existe entre las oscilaciones de las empresas que componen el indicador selectivo de la Bolsa  española. En concreto, frente a una caída generalizada del índice de casi un 20% en lo que va de año  (hace dos semanas la depreciación acumulada en el año  del Ibex 35 era superior al 30%), hay empresas que registran ganancias sustanciales, en algunos casos por encima del 30%  o más.

Ese selecto grupo de empresas que está superando la crisis del Covid 19  lo integran compañías como  Siemens, Iberdrola, Viscofán o Cellnex. Algunas más ocupan una segunda línea, caso de Acciona, Endesa o Red Eléctrica. Fuera del Ibex 35 también hay alguna empresa cotizada en la Bolsa española que presenta  ganancias  muy sustanciales, como la farmacéutica  Rovi, que tiene alianza con Moderna, la compañía que tiene uno de los estadios más avanzados en el desarrollo de la vacuna contra el virus.

La Bolsa española, por lo tanto, ha ofrecido este año refugio a muchos inversores que han logrado salvar  el valor de sus ahorros invirtiendo el dinero en empresas de perfil ganador, de tipo defensivo, a las que la pandemia no ha dañado de forma especial sino incluso les está proporcionando excelentes oportunidades de beneficio.

El  caso de Siemens Gamesa, dedicada a las energías renovables, es uno de los más llamativos, con una plusvalía actual que ronda el 76% en el acumulado del año.   Cellnex, empresa dedicada a la explotación de torres de comunicación para el uso por parte de las empresas de telefonía móvil, es otra de las grandes beneficiadas del momento, con la particularidad de que se ha colocado  entre las empresas más grandes del Ibex 35, llegando a ocupar en algunos momentos la tercera plaza por valor bursátil.

Iberdrola es otro de los grandes ganadores de la  batalla bursátil y se ha consolidado como la segunda empresa  de mayor valor bursátil, con una ganancia en lo que va de año superior al 30%, lo que  refleja los importantes proyectos de crecimiento en las nuevas energías que esta compañía eléctrica ha ido anunciando, con inversiones espectaculares para los próximos años.  Viscofán, empresa fabricante de envoltorios para la  industria cárnica, es otro de los grandes ganadores del año. Lo mismo que, fue del Ibex,  la farmacéutica  Rovi y alguna otra de tamaño  medio o pequeño.