Los bancos, menos capital, más accionistas 

El valor conjunto en Bolsa de los seis bancos españoles que cotizan en el mercado de acciones se ha situado a cierre del mes de julio en los 67.376 millones de euros. Los bancos están en la actualidad en sus cotizaciones más bajas desde hace bastantes años y desde luego su liderazgo bursátil queda muy lejos de sus mejores tiempos. La Bolsa ya no es lo que  dictan los  bancos, al menos lo que reflejan sus valoraciones.

Para tener una idea, los seis bancos españoles valen ahora mismo en Bolsa menos que algunas de las compañías más destacadas del sector empresarial español. Iberdrola ya vale  68.000 millones de euros y acaba de superar el valor conjunto de toda la banca española. Más destacado todavía es el valor de Inditex, que con  casi 70.200 millones de euros de  valor bursátil es el líder de la banca española, lo que implica que su valor supera de forma neta el valor conjunto de todos los bancos españoles cotizados.

La capitalización del Santander, el mayor  exponente del sector bancario, representa algo más de la mitad de lo que vale en Bolsa el conjunto del sector financiero español, 30.000 millones de euros.  A notable distancia, BBVA  ocupa la segunda plaza, con  17.600 millones de euros mientras Caixa es el tercero en liza, con 10.900 millones de euros.

Los bancos han pasado por lo tanto a tener un papel bastante menor relevante del que han tenido a lo largo de la historia económica reciente, incluso al inicio de la anterior crisis financiero, la del año 2008. Desde  aquella etapa, la banca  española en conjunto (no solo los seis grandes, aunque su peso en el conjunto es muy elevado)  ha perdido  en torno a 100.000 empleos, desde los 270.850 empleados hasta los  175.000 que trabajan en el sector en la actualidad.

En paralelo, el recorte en el número de oficinas ha sido  importante, consecuencia de la digitalización del sector,  que ha avanzado a gran ritmo en los últimos años y que puede alcanzar cotas bastante más intensas en el inmediato  futuro. La gran banca, sobre todo, tiene planes de inversión muy importantes destinados a  reorientar la forma en la que el servicio bancario se  presta a la clientela.

Por el contrario,  una de las variables que ha registrado un proceso muy acelerado de crecimiento ha sido la nómina de accionistas, que ha llegado a superar ya los 6 millones de titulares de acciones, según los datos del propio sector. Y ello a pesar de que la mayor parte de los bancos cotizados en la Bolsa española cuenta con mayoría de capital en manos extranjeras, porcentajes que en algún caso superan el 60% de las acciones de los bancos.

Este año, a pesar de los malos resultados que están presentando las entidades, y de las limitaciones efectivas del pago de dividendos, el número de accionistas ha aumentado en unos 128.000 titulares de acciones, gran parte de las cuales obedecen a la  reforzada presencia de capitales extranjeros en el sector financiero español.