Cara y cruz del Ibex 35


Las empresas del Ibex 35 han dado a conocer estos días sus resultados semestrales y el balance no es bueno, como ya se suponía. Hay mayoría de empresas en pérdidas debido a que el frenazo económico ha afectado de forma muy negativa al crecimiento de los ingresos, aunque los motivos que han llevado a las cuentas de resultados a la baja tienen diversos orígenes. Por ejemplo, las pérdidas debidas a las abultadas provisiones que han debido realizar algunas compañías (caso de los bancos, sobre todo) para preservar la calidad de sus balances y sus activos han resultado determinantes.

En el Ibex 35 hay, no obstante, empresas que han logrado capear la crisis logrando mejora de los beneficios. Hay empresas de perfil netamente defensivo, en especial las eléctricas, que lograron mantener e incluso aumentar sus ingresos y sus ganancias, lo que ha generado una clara división en el grupo de compañías que integran el índice bursátil, con un selecto grupo de ganadores (como Iberdrola, Red Eléctrica o Endesa, también Telefónica, aunque en menor medida, junto a algunas otras dedicadas a negocios que se han visto impulsados por la pandemia, como Viscofán), alguna empresa de telecomunicaciones (caso de MásMóvil y Cellnex),.. Enfrente, otras empresas han sufrido el duro castigo de la paralización de la economía.

Entre estas últimas, y además de los bancos, que son caso aparte, se encuentran las empresas del negocio turístico o del hotelero, como IAG, Meliá, Amadeus, Aena,…), incluso alguna constructora como Ferrovial, grandes
perjudicados todos ellos por el coronavirus. Estas empresas no solamente van a terminar este año con importantes deterioros en su cuenta de resultados sino que van a experimentar serias dificultades para levantar el vuelo en los próximos dos o tres años ya que sus pérdidas estarán muy ligadas a la propia evolución de la pandemia, que no parece en condiciones de levantar el vuelo en breve. El peso de estas empresas en el Ibex 35 ronda el 25%, lo que significa que el índice bursátil español se verá condicionado por la pandemia durante un cierto tiempo.

Más complejo es el caso de los bancos entre los cuales destaca la fuerte limpieza de balance que ha realizado el Banco Santander como consecuencia de los saneamientos realizados en su balance por importe de 12.600 millones de euros, una cifra sin precedentes en la historia empresarial española. A las cifras del Santander, con diferencia las más abultadas, hay que sumar las de otros bancos de primera fila como BBVA. Y en todo caso los retrocesos de los beneficios de las demás entidades financieras, que han visto seriamente reducidos sus ingresos e incrementadas sus aportaciones a los fondos de saneamiento, con el consiguiente retroceso en el beneficio final.

El balance final del Ibex 35 en materia de resultados empresariales ha sido, por lo tanto, bastante negativo debido al elevado peso de las compañías más perjudicadas por el parón económico, cuyas expectativas de mejora resultan
complicadas de aquí a uno o dos años.