España, entre las economías más castigadas

Siete de los países que forman parte de  la Unión Europea van a registrar una caída en el PIB del año 2020 superior al 9% sobre el ejercicio anterior. Entre estos siete países destaca la presencia de  Italia, España y Francia, tres de los cuatro grandes países. Gran Bretaña  está a la par y Alemania, con una previsión de caída del 6,3%, es claramente  el menos afectado. Son las previsiones que este martes ha dado a conocer la Comisión Europea para el conjunto el año 2020. Habrá nuevas actualizaciones pero de momento este es el pronóstico que se maneja con los datos disponibles a estas alturas del año, es decir, una vez transcurrido el primer semestre.

Para España, las  previsiones no son precisamente buenas  ya que con un retroceso previsto del  10,9% en el PIB de 2020,  nuestro país se situaría en la segunda posición de la UE, detrás de Italia, que caerá un 11,2%.  Francia se queda casi al mismo nivel que España, con una caída del PIB del 10,6%.  El conjunto de la zona euro registra un retroceso del  8,7%.

Hay una correlación bastante estrecha entre el impacto de la pandemia y la caída del PIB,  en buena medida porque las principales economías  de la zona euro,   y en particular España, dependen mucho de un sector, el turístico, que resulta especialmente sensible al impacto  del coronavirus ya que  afecta de forma muy negativa a la confianza de los ciudadanos que se desplazan entre países, sobre todo durante estos meses centrales del año. El turismo es en especial un sector estratégico para España, razón que explica la posición española entre los países europeos más afectados por esta pandemia, la segunda posición, detrás de Italia.

Esta estrecha correlación entre pandemia y  fuerte impacto negativo en el crecimiento del PIB tiene también su efecto en el sentido adverso, es decir,  la velocidad de recuperación  de la economía una vez que se pueda considerar superada  la pandemia,  no va a ser lo rápido que se esperaba hace unos meses. Las previsiones de  recuperación  española  apuntan hacia una mejora del PIB durante el año 2021 del  7,1%. Para el conjunto de la Unión Europea, la recuperación será no obstante más moderada, del 6,1%.

La principal preocupación hacia la que apuntan los expertos de la Comisión ·Europea   es el moderado pulso del empleo, cuya recuperación se prevé más dificultosa en España que en otras economías europeas. El rápido impulso que logró el turismo español en los cuatro últimos años,  con más de 83 millones de visitantes en el año 2019, no va a resultar repetible en el corto plazo ya que la recuperación  de la normalidad  será bastante lenta, según las previsiones, lo que afectará al sector servicios y  en especial al empleo en la actividad turística y en el sector servicios. Otras economías europeas, como Alemania, gozan de mayores expectativas e recuperación debido a la importancia del sector manufacturero en su estructura, lo que no sucede en España. Esta tendría que ser una de las enseñanzas que nos dejara esta crisis, la necesidad de potenciar una estructura económica más diversificada, no tan dependiente del turismo  y más volcada en otras actividades de más largo recorrido, como las de tipo industrial.