El déficit todavía era peor

El dato definitivo del déficit público español (o casi definitivo) supera las peores expectativas. Hay motivos para la preocupación, para el enfado y hasta para la exigencia de responsabilidades. En Bruselas echan las muelas. No es para menos, ya que el desvío sobre los objetivos iniciales había sido anticipado el pasado otoño y desdeñado por […]