Por eructar, por vender limonada o por no saber inglés: las multas más absurdas del mundo

Existen dos dichos en la lengua española, ambos trillados de igual manera, que sirven para ilustrar el complejo y contradictorio mundo de las normas: “las reglas están para romperlas” y su antítesis “la ley está para cumplirla”. De hecho, no es extraño reconocer estas dos frases en la boca de la misma persona, porque es de […]