Robo pasional: se busca a los insaciables ladrones de 30.000 condones

Los hay de muchos tipos y con artimañas muy variopintas. Desde aquellos ladrones que sienten pasión por las grandes obras de arte y su propósito no es otro que hacerse con las más valiosas pinturas o esculturas sin levantar la más mínima sospecha, hasta esos otros que no han oído hablar en su vida de la delicadeza y apuestan por los alunizajes, pasando por los que solamente van por la pasta y actúan de forma improvisada (razón por la cual suelen acabar en chirona, como es el caso de ‘El Dioni’). Y luego están aquellos mangantes inclasificables. Bien porque su ‘modus operandi’ es tan descabellado que no encajan en ningún grupo, o bien porque se decantan por un botín tan irrisorio que da la impresión de que no saben bien lo que hacen. Este es el caso de nuestros protagonistas.

Por regla general, cuando se nos viene a la mente la imagen de un ladrón pensamos en alguien que toma ciertas precauciones porque no quiere acabar entre rejas. Es más, solemos creer que es alguien que trata de hacerse con productos de cierto valor y glamour a los que luego tratará de dar salida en el mercado. Pues bien, los maleantes que han asaltado recientemente un almacén de la firma sueca de productos sexuales LELO son la antítesis de la imagen que tenemos de un caco.

No solamente porque la idea de asaltar dos días consecutivos el mismo almacén situado en la ciudad de Las Vegas para tratar de aumentar el botín no parezca ser la más acertada decisión de todas las posibles. Tampoco por el hecho de no tomar las precauciones adecuadas y no percatarse de que existen unas cámaras de seguridad que están filmando todos sus movimientos. Lo más impactante fue el botín en sí.

Tal y como apuntaba la propia compañía en base al contenido que las cámaras de seguridad grabaron, en su primera incursión los ladrones se hicieron con 33 masajeadores de próstata y 48 unidades de LUNA Beads, unos ejercitadores de Kegel para chicas. Un trofeo que en el mercado, según las estimaciones de la firma LELO, podrían llegar a alcanzar un valor de 9.000 dólares (algo más de 8.000 euros). No contentos con ello, en su segundo asalto al día siguiente el botín estuvo compuesto por 30.000 preservativos HEX, los más sofisticados del mercado. Si un paquete de estos condones, de 36 unidades, tiene en el mercado un precio de 34,90 euros, solo hay que multiplicar para saber que el montante total de lo que extrajeron estos cacos ascendería a algo más de 29.000 dólares (más de 25.700 euros).

No es menos cierto que la compañía sueca propietaria del material robado debería haberse replanteado cuán seguras son sus instalaciones después del primer asalto. De hecho, lejos de aumentar las precauciones para evitar nuevos hurtos después de la primer incursión de estos peculiares ladrones, la empresa permitió que actuasen con total impunidad en una segunda ocasión para aumentar su botín haciéndose con varios lotes de masajeadores de próstata.

Al mal tiempo, buena cara

Lo cierto es que en LELO se han tomado el hurto con muy buen humor. “Llegados a este punto, estaremos contentos si los ladrones simplemente usan los condones, comentaba Pavle Sedic, presidente de la firma en Estados Unidos. Pero en el artículo que han publicado en el blog de la compañía, su versión de los hechos resulta delirante:

“Parece que sabían lo que estaban robando. Pero una pequeña parte de nosotros espera que no tuvieran ni idea de a quién estaban robando. Nos gusta pensar que vieron un almacén nuevo y reluciente y pensaron “síííí, nos vamos a solucionar la vida, chavaaaal” y se fueron a casa con su pérfido botín, abrieron las cajas, descubrieron que se habían llevado 30.000 condones por accidente, y se sorprendieron de tal modo que se dieron cuenta de que dependían unos de la compañía de los otros para superar el trauma, rápidamente cayeron presas de un amor apasionado, gastaron todos los condones antes de que acabara la semana y abandonaron su vida de crimen para envejecer juntos y reformar una casita encantadora en Nueva Orleans. Eso es lo que LELO hace. Somos soñadores. No te pierdas nuestra próxima historia erótica, ‘El sueldo del pecado: cuando el crimen te da ingresos… por el culo’”

Eso sí, más allá de las gracietas, lo cierto es que están tratando de localizar a los asaltantes e incluso han ofrecido como recompensa el valor de la mercancía que sustrajeron. El dinero irá destinado a la asociación y la causa que decidan quienes contribuyan a capturar a estos peculiares maleantes.

Que sí, podríamos pensar que son unos ladrones de pacotilla, pero lo cierto es que acertaron de lleno a la hora de seleccionar el material.  Como se aprecia en la imagen, uno de los dos ladrones seleccionó las cajas que se llevarían, por lo que no les valía cualquier botín. Esto se debe a que, aunque a muchos esta firma no nos resulte para nada familiar, la tecnología que ha aplicado a sus preservativos la ha convertido en una de las más innovadoras del sector. Sus condones HEX son considerados por muchos como los más avanzados del mercado.

Los LELO HEX son unos preservativos que, aún fabricados con latex, copian la estructura del grafeno. El propósito de sus creadores no es otro que aumentar la eficacia de este método anticonceptivo y, al mismo tiempo, permitir a quienes lo utilicen disfrutar más del sexo. Además, la tecnología que incorporan estos condones reproducen la forma de los neumáticos anti mojado de los coches de las escuderías de Fórmula 1, para así evitar que haya desplazamientos mientras se practica el acto sexual.

Ahora, todos aquellos que no conocían esta prestigiosa marca de productos y juguetes eróticos sabrán de ella. Quién sabe, como no hay mal que por bien no venga, la perdida de ese botín de 38.000 dólares puede hacer que la compañía con base en Estocolmo acabe ganando mucho más dinero con la venta de sus innovadores preservativos. Lo que no sabemos es qué harán los ladrones. Esperamos que las hipótesis que se barajan en las oficinas de LELO se hagan realidad.

——————–

Con información de DailyDot, LELO.com, El Español, La Copa Menstrual y El Confidencial

Siempre con seguridad. Siempre

¿No entiendes por qué hay gente corrupta? Los monos que roban en Gibraltar podrían explicarlo

Con cuchara, pistola de madera o en muletas: las fugas de prisión más insólitas

El afortunado equipo de jubilados que vigila las gafas de Lennon en La Habana

Científicos chinos investigan si la corrupción es un problema mental curable