Las mates de ‘The Walking Dead’: hay esperanza de que Rick y compañía derroten a los zombis

Si un virus capaz de reanimar a los difuntos invadiera la Tierra, en principio no habría Rick, Negan o Ezekiel capaz de sostener en pie durante años a un grupo de afortunados (y peligrosos) supervivientes. En cosa de cien días —algo más de tres meses, tirando de optimismo—, humano tras humano caerían en las garras de la enfermedad hasta que no quedasen más de un par de centenares vivos.

Aprovechando el parón de mitad de temporada de la aclamada serie de AMC, ‘The Walking Dead’, que volverá a teñir de sangre las pantallas de medio mundo el 13 de febrero, un grupo de tenaces investigadores de la Universidad de Leicester ha publicado un inmortal estudio que limita las opciones de supervivencia de la raza humana ante el advenimiento del apocalipsis zombi.

Estudiantes de Física han tirado de matemáticas para predecir el ritmo al que se extendería el mal de los “podridos”. Malas noticias: lo haría a una velocidad de vértigo. Asumiendo que la esperanza de vida de un zombi es de 20 días y que tiene una probabilidad del 90 % de encontrar aunque solo sea a un humano al día e infectarlo, incluso un muerto viviente en solitario podría desatar una pandemia en lo que dura su cortísima pseudovida.

Partiendo de estas cifras, la enfermedad que nos convertiría a todos en no muertos sería el doble de contagiosa que la peste negra. Hablamos de la más devastadora plaga que ha sufrido la humanidad, que mandó a un tercio (o incluso a más de la mitad, según a quién preguntes) de la población de Europa al otro barrio.

¿Escalofriante? Pues parecería un catarro al lado del virus zombi. Según los cálculos de los expertos, una población mundial de 7.500 millones de personas quedaría reducida en cosa de cien días a unos 100 o 200 supervivientes, que tendrían que defenderse de unos 190 millones de despiadados cadáveres andantes.

walkingdead2

Se trata, eso sí, del pronóstico más pesimista. Lo cierto es que, tal y como admiten los investigadores, la cosa podría ser un poco (muy poco) menos grave. En la práctica, a medida que las huestes de personas vivas fueran mermando, cada vez sería más difícil para los caminantes localizar a los que siguieran vivos. Además, estos humanos duraderos aprenderían unos cuantos trucos por el camino y serían más capaces de hacer frente al ejército de fallecidos.

Un poco lo que pasa en ‘The Walking Dead’: Rick y los suyos, la gente de Hilltop, Ezekiel y sus súbditos o Negan y sus salvadores siguen pululando por ahí porque se ocultan tras altos muros y se han vuelto maestros, a base de tragedias y penurias, del arte de seguir con vida. De hecho, en la serie, ha llegado un punto en que los otros humanos —en liza por los recursos y refugios— son los enemigos más temibles.

Así, los estudiantes de la Universidad de Leicester han dibujado un panorama relativamente más optimista. Incluso si la esperanza de vida de un zombi se prolongara hasta un año (porque quedan menos humanos para rematarlos y procuran mantenerse alejados), cabría la posibilidad de ganar la batalla por la vida.

walkingdead3

Teniendo en cuenta que los supervivientes se reproducirían (porque, como también nos ha enseñado la ficción, seguiríamos trayendo niños a este horrible mundo), y que los humanos tienen una probabilidad del 10 % de encontrar aunque solo sea a un pocho al día y reventarle el cráneo, los pocos cientos de personas que salieran adelante tras la crisis limpiarían la faz de la Tierra en unos 1.000 días (algo menos de tres años).

Por supuesto, la civilización tal y como la conocemos tardaría mucho más en restaurarse. Suponiendo que los osados vencedores de la guerra fueran capaces de recuperarse psicológicamente (no olvidemos que habrían cometido un buen puñado de atrocidades), tendrían que trabajar duro al menos durante 10.000 días (más de 27 años) para empezar a ver la luz al final del túnel. Para entendernos, y siguiendo con el símil televisivo, la generación de Carl sería la encargada de diseñar un nuevo mundo para la generación de Judith (o la de sus hijos).

Así que, sí, lo que vemos en ‘The Walking Dead’ sería un poco lo que pasaría de verdad en caso (improbable cuando no imposible) de que estalle el apocalipsis zombi. Todo eso obviando, que también hay que decirlo, un detalle de sentido común: que no hay razón alguna (y menos aún científica) para que los muertos decidan actuar como rebaño en lugar de despedazarse entre ellos. Por fortuna, lo más prudente en la vida real sería echarse a un lado y dejar que se rematen solos.

———————

Con información del Huffington Post

Otras historias de terror:

– Los terrores de las madres, desmontados uno a uno

– ¿Es legal matar un zombi en España?

– Cinco pruebas irrefutables de que el Apocalipsis zombie ya ha empezado

– Diez terroríficas bromas de cámara oculta que te mandarán al diván del psicólogo