El dibujo de las Oreo es un mensaje oculto: la teoría de la conspiración más deliciosa

A menudo acabamos por demostrar que, ya sea Halloween o no, parecemos empeñados en ver fantasmas por todas partes. Y lo hacemos casi sin darnos cuenta. Basta que alguien preste atención al más diminuto detalle del más nimio objeto cotidiano para pergeñar una nueva malvada teoría que vaticine un peligro sobre la humanidad entera. No hay más que subirse a la nave del misterio de Iker Jiménez de cuando en cuando… Tal es el empeño de muchos que hubo quien se preguntó cuál era el significado oculto que escondían los dibujos que aparecían en las galletas Oreo.

Para añadir un poco de acción a su tediosa vida, algún iluminado o iluminada se propuso encontrar a toda costa un mensaje oculto en los motivos que aparecían en esos deliciosos bizcochos de chocolate y crema que iba a deglutir. Y tanto empeño puso que vaya si los encontró. Donde el resto de los mortales simplemente veía una línea vertical atravesada por dos horizontales, alguien descubrió una sencilla imitación de la Cruz de Lorena, que portaban los caballero templarios en las cruzadas. Lo cierto es que sí que tienen un cierto parecido. Pero, como apuntan otros, también se podría tratar del símbolo de amalgama, que en química viene a representar la combinación de mercurio con otros metales. Eso sí, lo que muchos dejaron de lado es que ese símbolo lo utilizaba la propia empresa Nabisco, la encargada de fabricar las Oreo, en su logotipo.

En este mismo sentido, y tirando de aún más ingenio, hay quien ve ciertas similitudes entre las figuras que rodean el nombre de Oreo, situado en el centro de la galleta, y otro símbolo propio de los caballeros templarios. Donde la mayoría de los mortales veían unas formas similares a unas flores de cuatro hojas, parecidas a los tréboles, otros vieron una figura que también representaba la cruz templaria. Había quien incluso planteaba que no era algo improvisado que aparecieran doce de estas figuras, pues se trata de un número que tiene ciertos significados en distintas sociedades. Sin ir más lejos, ese era el número de apóstoles.

oreo

El creador del diseño, William A. Turnier, que trabajaba para Nabisco y asumió la tarea de diseñar el nuevo molde de las galletas en 1952, lo explicaba entonces con total naturalidad: “Ese diseño se remonta a aquel que utilizaban los monjes en la parte inferior de los manuscritos que copiaban en los tiempos medievales”. Apuntaba que simplemente era una señal que ellos utilizaban para dejar constancia de que habían tratado de realizar su labor de la mejor forma posible.

Pero ahí no acaba todo. Debajo del nombre de tan delicioso postre encontramos otro símbolo que ha suscitado, si cabe, aún más polémica. Si a ojos de cualquiera habría pasado desapercibida esa suerte de triángulo volteado con un círculo en su interior, hay quien ha encontrado una similitud entre ese símbolo y el escudo de la masonería, con el compás y un cartabón unidos y formando una peculiar forma. Podríamos pensar que ni por asomo se le pasó por la cabeza a William A. Turnier incluir esa simbología. Pero, por azares de la historia, existen ciertos detalles que dejan margen a la duda, aunque el hijo de Turnier, Bill, trata de zanjar cualquier duda al respecto.

En cuanto a los motivos florales de cuatro hojas, el retoño apunta: “A él simplemente le gustaba el aspecto de las flores. Nunca pudo entender a la gente cuando lo buscaba exigiendo algún tipo de explicación. ‘¿Por qué utilizó una flor de cuatro pétalos?’. ‘¡No hay ninguna explicación!’”. No obstante, el pasado del único empleado al que se le puede atribuir aquel diseño regresa para sembrar sospechas.

Hasta donde pudo saber su hijo, el padre de Turnier y abuelo suyo era masón. Si bien luego aclara que William era católico, durante su infancia pudieron quedar grabadas en su memoria ciertas imágenes propias de la logia que con el tiempo se manifestaron cuando se puso manos a la obra para diseñar una nueva galleta.

oreos-925659_1920

No era la primera vez que la empresa Nabisco decidía introducir un nuevo diseño en aquellos pastelitos que había lanzado al mercado en 1912. Para esconder el plagio que estaba realizando de las galletas Sunshine Biscuits, de la firma Hydrox, la National Biscuit Company decidió que debía cambiar los dibujos y relieves que aparecían en sus famosas galletas. Doce años después de lanzarlas al mercado, los responsables de Nabisco creyeron oportuno actualizar los moldes de las obleas. Y no fue hasta casi 30 años más tarde cuando encargaron a Turnier acometer un nuevo rediseño. Si bien la compañía no tuvo el más mínimo problema en explicar los cambios anteriores, no se ha pronunciado en ningún caso sobre este último diseño de 1952. Algo que ha provocado que la especulación se haya propagado como la pólvora.

No sabemos qué opinaría Turnier sobre las teorías de la conspiración y los supuestos mensajes secretos que para muchos escondía su diseño. Lo que sí tenemos claro es que, sin duda para él, ese fue su mejor trabajo. Tanto es así que, tras fallecer en 2004, en su lápida su familia pidió que apareciese grabada, por encima de su nombre, una galleta Oreo con todos los detalles que él mismo incluyó en su diseño.

Quizá él ya sabía que se montaría un buen revuelo si incluía alguna que otra forma extraña y no tuvo inconveniente en avivar la llama de la polémica. O tal vez todo fue obra de la casualidad. Sea como sea, el que se trate de una de las galletas más populares y comercializadas en todo el mundo ha provocado que sean muchos los que tratan de encontrar los tres pies al gato. En el caso de las galleta María o las campurrianas no hay debate alguno con su diseño. ¿Imagináis que alguien hubiera intentado desentrañar los mensajes ocultos que ocultan sus moldes? Tiempo al tiempo. Por lo pronto, ahora cada vez que te lleves una a la boca en el desayuno prestarás atención.

———————–

Con información de Casa del Temple, MentalFloss, La Cueva de Lean, Alicante Bizarro y Dinero en Imagen

¿Qué tramáis, morenos?

¿Están intentando hacer pasar anos de cerdo por calamares a la romana?

– El argumento más chanante contra la neutralidad de la Red: “Usar internet es como comer Oreos”

La hipótesis del zoo: ¿puede haber una conspiración alienígena para ignorarnos?

Diez teorías de la conspiración 100% españolas