Si los peores tatuajes se colaran en la vida real, todo sería así de horrible

Hacer un buen tatuaje requiere de tiempo, dedicación y constancia, además de una buena mano con la aguja. Requisitos indispensables que algunos avispados se han saltado a la ligera para acabar condenando a sus víctimas a auténticos destrozos artísticos de por vida. Pero, ¿y si por un momento estas atrocidades de tinta traspasaran la piel y llegaran a la vida real? He aquí diez ejemplos de cuán horrible sería la existencia si estas obras fueran de carne y hueso.

marilyn

Marilyn Monroe, no te mires al espejo

¿Quién diría que estamos hablando de una de las bellezas más despampanantes de Hollywood? Después de semejante aberración, que nos recuerda ligeramente al eccehomo de Borja, puede que no vuelvas a mirar a la leyenda rubia de la misma manera.

michael jackson

Michael Jackson, al final te has pasado con el bisturí

Ya sabíamos el gusto que el rey del pop le había cogido a pasar por quirófano, pero ni todas las operaciones del mundo le podrían haber dejado peor: con los ojos extremadamente separados y con la nariz torcida. Señor tatuador, olvídese de los retratos.

the jocker

El Joker, en sus últimos momentos

Cuando pensamos en los rasgos del villano de Batman lo primero que se nos viene a la cabeza es su sonrisa roja alargada, un par de ojos emborronados de pintura negra y una melena verde característica. Pues ni corto ni perezoso, y plasmando solo esas tres cosas, este tatuador ha dejado un horrible recuerdo en el brazo de este cliente. La idea de tatuarse a este personaje tampoco resulta muy brillante, pero ¿esto era necesario?

tigre

Un triste tigre comía trigo en un trigal

Con esta creación el tatuador ha demostrado que entiende poco de vida animal, porque probablemente estemos ante el tigre más triste de la historia. Con esta carita es fácil quitarnos el miedo que nos producen las garras del animal y lanzarnos a dar a un abrazo a este pobre gatito.

freddie

Freddie Mercury, boquita de piñón

El cantante de Queen no saldría bien parado ante esta hipotética situación. No sabemos si sus letras sonarían igual de bien si tuviera que cantar con esta tremenda mandíbula estampada en el brazo de un pobre hombre, pero lo que sí podemos aventurar es que el rey del ‘rock’ ahora mismo está removiéndose en su tumba.

lobo

Un impactado hombre lobo

Hay dos cosas que nos sorprenden (para mal) en este tatuaje: en primer lugar, el rostro del animal, como si acabara de ver un fantasma en medio del bosque. En segundo, si fijamos la atención en la parte del cuerpo donde se encuentra el dibujo, ¿de verdad alguien ha decidido de forma voluntaria lucir semejante obra en un lugar tan visible como la panza? El verano de este hombre debe estar siendo, como mínimo, muy divertido.

oso

Un oso demasiado risueño

Si bien es cierto que el mundo animal guarda una gran cantidad de especies, a cada una de ellas más sorprendente y singular, hasta ahora no habíamos escuchado hablar de esta variedad de oso: un rostro desproporcionado, un ojo en Cuenca y otro en Valdemoro y, la guinda del pastel de esta creación, unos morros gigantes con la sonrisa que nunca podrá esbozar un animal de verdad.

bebe del demonio

Un bebé poseído por el demonio

¿Qué bonitos son los niños pequeños, verdad? Con esas lorcitas en la tripa, su inocencia, esa carita de ángel… Bueno, quizás no todos sigan este esquema. Al menos, no los bebés que algunos padres sin conocimiento se han querido inmortalizar en el cuerpo. La próxima vez, si quiere fardar de hijo, mejor que enseñe una fotografía.

niña exorcista

La familia de la niña del exorcista

Ya era hora de que supiéramos más detalles sobre los parientes de la niña más temida de la televisión. Por el momento se desconoce la razón por la que alguien quiso tatuarse a este personaje en el brazo, aunque las primeras hipótesis apuntan a que los músculos no eran suficiente para intimidar a los demás.

familia

La foto que no querrás recibir por Navidad

Vaya manía tiene la gente con eso de tatuarse a sus seres queridos. Para algunos puede parecer un detalle precioso llevar el rostro de tus hijos en la espalda eternamente, pero este idílico plan se puede torcer cuando estás en manos de la persona equivocada. No querrás quitarte la camiseta nunca jamás en la vida. Solo, quizá, delante de un juez cuando denuncies al perpetrador de esa infamia.

Si alguien estaba pensado en hacerse un tatuaje, es posible que ya se le haya quitado la idea. Pero no hay razón para preocuparse: si el tatuaje no luce como esperabas, siempre puedes eliminarlo con láser. Una solución que a estos clientes debería rondarles ya por la cabeza.

————

Con información de Bored Panda.

Esto sí que se nos quedó grabado en la piel:

Vetan de por vida en una aerolínea al pasajero que enseñó su tatuaje de Pinocho a todo el avión

A Dios rogando y con el mazo dando: se marcha sin pagar un tatuaje con el rostro de Jesucristo

Acude a una fiesta y amanece con un pene tatuado en la espalda

El japonés que coleccionó 2000 tatuajes arrancados de cadáveres

Cascos extravagantes para ver la vida con los ojos de una caballo o una jirafa