Tómate un postre de mierda en esta cafetería temática de caca

Son muchos los comensales que, nada más sentarse a la mesa, ya sea en un restaurante o en casa de sus suegros, solo piensan en una cosa: qué habrá de postre. Golosos que incluso son capaces de pagar el precio de un bufé libre completo para, acto seguido, dejar de lado la sección de carne, el pescado, la pasta y, por supuesto, las ensaladas y poner rumbo al rincón donde le esperan los pasteles, las natillas y el helado. Poco les importa acabar en el centro de salud por una sobredosis de azúcar. Siempre serán fieles a este peculiar (e insano) ritual. Ahora, además, todos los que pierdan la cabeza por un pedazo de tarta contarán pronto con un nuevo templo en la ciudad de Toronto donde, eso sí, tendrán que compartir mesa con los amantes de lo escatológico.

A mediados de este mes de agosto, abrirá en el barrio coreano de la ciudad canadiense un restaurante en el que todos los postres que aparecerán en el menú tendrán forma de boñiga. Su propietario, Lien Nguyen, tiene claro cual es su propósito: “Estoy tratando de hacer de la caca algo hermoso”. De ahí que tenga ya prácticamente todo preparado para abrir el Poop Café Dessert Bar, la primera cafetería-restaurante de Toronto, cuya temática no será otra que el culto a las heces y a la cultura del retrete.

Nguyen, graduado en gestión culinaria (esto quiere decir que sabe lo que se hace), cuenta que la idea surgió en un viaje que realizó con su madre a Taiwán, donde descubrió otros restaurantes que servían sus manjares en platos con forma de inodoro. Es un secreto a voces que los asiáticos sienten una atracción especial por los restaurantes donde los retretes están por todas partes. Allí fue donde este joven empresario quedó prendado de la gastronomía que utilizaba motivos más propios del aseo. “Fuimos a un restaurante cuya temática eran los inodoros y me encantó”, confesaba.

Negocio no sabremos cuánto hará, pero de lo que estamos seguros, tanto nosotros como él, es de que se lo pasará en grande ofreciendo a la gente de su ciudad algo totalmente distinto. “Es divertido mezclar comida y caca; es una gran comparación. Llevo mucho tiempo dándole vueltas. Tan pronto como acabé el colegio, me dije ‘vale, voy a llevar el restaurante a Toronto‘”, explicaba Lien Nguyen.

caca

Por lo pronto, está ultimando la decoración. Como no podía ser de otra manera, las paredes estará adornadas con dibujos de mierdecitas muy parecidas a la popular caca de WhatsApp. Estas sonrientes boñigas, acompañadas de algún que otro insecto que siempre revolotea a su alrededor, observarán a los comensales cuando se lleven a la boca cada cucharada de ese manjar que, por supuesto, tendrá la forma de un zurullo bien tirado.

caca_3

En cuanto a la oferta gastronómica, los nada escrupulosos comensales que se acerquen a este atípico restaurante podrán encontrar postres típicos japoneses y coreanos. Por ejemplo, el propietario ha anunciado que ofrecerán el famoso patbingsu, una comida típica coreana que mezcla fruta, leche condensada y también frijoles. No obstante, en su carta también aparecerán otros platos procedentes de multitud de lugares del mundo. Lo que no faltará será el chocolate. No solamente por lo delicioso de su sabor, sino también por su inequívoco parecido con las heces.

Es más, según desvela Lien Nguyen, el público jugará un papel fundamental en la inauguración del establecimiento. Serán ellos quienes elijan el nombre con el que bautizarán a los distintos platos que conformarán el menú del Poop Café Dessert Bar. Quizá en la escuela de cocina en la que estudió no le hayan explicado que nunca fue buena idea pedir opinión al populacho. Que esa decisión entraña ciertos riesgos. Si no, que se lo digan a McDonald

caca_2

La curiosidad, sin duda, se entremezclará con el rechazo a comer en la taza del water. Pero quizá las gentes de Toronto encuentren agradable probar esa experiencia. Si es cierto que, al contrario de otros restaurante cuya temática es la caca que sacan intencionadamente sus platos sucios para dar una sensación de mayor realismo a la escena (ya puestos), Nguyen apostará por una presentación más cuidada de sus platos. “Lo más importante es la calidad de los alimentos. Como cocinero, me esforzaré para servir comida de calidad a mis clientes”, dejaba claro el dueño del restaurante.

poop_cafe

Lo cierto es que el tirón que han tenido este tipo de restaurante en otros lugares como Moscú, Filipinas o, como comentábamos, Taiwán, no se ha repetido en Norteamérica. En Los Ángeles, el establecimiento que intentó replicar el éxito que la temática con motivos escatológicos tenía en Oriente no lo consiguió y tuvo que echar el cierre. El restaurante Magic Restroom Cafe abrió en la costa oeste de Estados Unidos y no tuvo la aceptación de los comensales angelinos, por lo que tuvieron que cerrar ocho meses después de su inauguración.

Veremos qué ocurre con el nuevo negocio de Lien Nguyen. Por lo pronto, ha dejado bien claro que ningún plato contendrá caca real, para así evitar suspicacias entre los más tiquismiquis del lugar. En cualquier caso, aquellos que no sean partidarios de que se haga referencia a la mierda en la mesa, con comida de por medio, mejor que no se acerquen. No lo pasarán nada bien. Que dejen a los menos escrupulosos, que seguro que además de un buen postre comparten una buena ración de risas.

—————

Con información de The Independent, Eater, Huffington Post, Usa Today, Buzzfeed y Oddity Central

Aquí, eso sí, no tenemos ningún artículo de mierda

De profesión, ‘caganer’: el mundo de los donantes de materia fecal

Cuando vas al baño en un tren o en un avión, ¿dónde acaban tus residuos?

He aquí el hilarante y maloliente Señor Caca, la respuesta india al problema de la defecación pública

¡No tires de la cadena! Nueve usos insospechados de la orina