La monstruosa fruta que sabe a cerdo y podría alimentar a miles de personas

“Cómetela, que no vas a crecer”, “Cómetela, que te quedas sin tele”… La fruta es uno de los alimentos que peor llevan muchos niños: su sabor, su tacto… No sabemos qué tiene, pero cuesta que muchos se coman un poco de manzana o algo de pera. Y mira que son buenas, con todas las vitaminas y nutrientes que tienen. Quizá si supiera a carne, otro gallo cantaría. Por suerte, parece que solo hay que rebuscar para dar con la fruta idónea. Tan idónea es, que incluso podría ayudar a aquellos que más desnutridos están. El jack, yaca o panapén es un árbol que produce la fruta más preciada en Bangladés y que se puede encontrar en otros países del sur y sudeste asiático como Filipinas, Vietnam o Malasia. El panapén es una fruta de grandes proporciones cuyo interior, amarillo, recuerda al del mango. Y lo más importante: puede ayudar a mejorar la alimentación de millones de personas.

Árbol de jack

El peso de una sola pieza de panapén puede oscilar entre 4,5 y 45,3 kilos. En su interior contiene cientos de semillas que son ricas en proteínas, potasio, calcio e hierro. Todos estos ingredientes son esenciales para el crecimiento de los seres humanos o para el desarrollo de sus huesos, así que no estamos hablando de poca cosa.

Las semillas están dentro de pequeños y amarillos bulbos, muy ricos en vitamina C. Solo 90 gramos aportan unas 95 calorías. De acuerdo a Shyamala Reddy, investigadora biotecnológica en Bangalore (India), “si comes 10 o 12 bulbos de esta fruta, no necesitas comida durante medio día”.

semillas y bulbos de panapén

Así, una sola pieza podría alimentar a una familia para una comida completa, ya que se puede preparar de diferentes maneras: en zumo, en rodajas fritas, en helado, en revuelto con huevo… Para conservarla una vez recolectada hay que guardarla en latas o secarla. ¡Todo son ventajas!

Incluso los vegetarianos que echen de menos el sabor del clásico montadito de lomo están de enhorabuena, ya que el panapén sin madurar sabe a cerdo al horno tras una hora cocinándolo. Rico, rico y con fundamento.

Bulbos de panapén

Aunque en Europa y Estados Unidos es más difícil encontrarla, son muchos los que acuden al Chinatown de Nueva York para comprar un trozo de esta deliciosa fruta. También en la tierra del tío Sam son muchos los que han estudiado las propiedades de esta fruta. Nyree Zerega, botánica del Jardín Botánico de Chicago, ha contado cómo en Bangladés, si tienes espacio para cultivar en tu casa, “casi siempre tienes un árbol de yack, debido a sus valiosas frutas”. De hecho, esta fruta compite con el mango en importancia dentro del país.

Yaca

Animando a la gente Irónicamente es en la India, país del que el árbol es originario, donde más se están desperdiciando sus excelentes propiedades, entre otras razones por su mala reputación: al parecer, el panapén está considerada una fruta de pobres.

Sin embargo, cada vez hay más gente que intenta evangelizar sobre sus maravillosas características y poco a poco están cambiando las cosas. Así, se evitaría que tres cuartas partes de la fruta se pudran, porque comenzarían a conservarse o consumirse. Es más, ha llegado a haber congresos universitarios para analizar las propiedades de la fruta.

Vender yaca

Así como para alimentar a las personas, muchos la utilizan para dar de comer a las cabras y otros animales de granja. Incluso si se hierve la corteza se puede obtener un líquido naranja que tradicionalmente se ha usado para teñir las togas de los monjes. Por si esto fuera poco, el árbol desprende una sustancia pegajosa que se puede usar como pegamento, mientras que el tronco es idóneo para madera.

De hecho, con el argumento de todo lo que podrían obtener de un solo árbol están intentando convencer a los agricultores indios de los beneficios de plantarlo. Además, es más barato y fácil de cultivar que el maíz o el trigo, porque no hay que replantarlo cada año. De hecho estos cultivos están amenazados por el cambio climático, así que quizá sea una buena idea ir cambiando de alimentación.

Líquido de la yaca

En países como Sri Lanka y Vietnam han sabido ver su potencial y ya han creado toda una industria de productos procesados: helado, tortas, ‘noodles’, harina… Incluso se llega a enlatar para vender para exportación. Unos emprendedores con buen ojo, desde luego.

Versátil, fácil de producir y un sabor cárnico que a muchos no desagradará. El árbol de jack tiene mucho que ofrecer y todo se está quedando en Asia. Quién sabe si, quizá, pronto la veamos en las cartas de los mejores restaurantes hípsters, compitiendo con la quinoa y los ‘smoothies’. ¡Al tiempo!

Con información de Tech Insider, Wikipedia y The Guardian.

Esta comida también es muy sorprendente:

La comida china sabe mejor con música de Taylor Swift

El desayuno de los campeones: 59 bocados, 8000 calorías, prohibido compartir

Expectativa contra realidad: así era la receta y así te quedó el plato

¿Feto de pato cocido o pis de vaca? Las diez comidas más asquerosas del mundo