¡Manos a la obra! Bienvenido a los campeonatos de poner ladrillos

Benito y Manolo, aquellos albañiles chapuzas que divirtieron a tantos españoles en ‘Manos a la obra’, probablemente querrían participar en estos campeonatos. Eso sí, con resultados catastróficos, probablemente. Si ya hay hasta torneos nacionales y mundiales de tirarse de culo en una piscina, la noble práctica de poner ladrillo y cemento se merece competiciones tan dignas como estas.

The Spec Mix Bricklayer, el campeonato mundial de poner ladrillos, se ha celebrado recientemente en Las Vegas y reunió, bajo un sol implacable, a miles de aficionados que querían ver cómo los participantes construían un muro con esas piezas de arcilla y un poco de cemento. En equipos de dos, los aspirantes no solo tienen que construir esa pared, sino que también deben hacer la argamasa y transportar los ladrillos en carretilla de un lugar para otro. No hay una única modalidad, sino varias competiciones en la que los concursantes manejan diferentes tipos de ladrillos.

En la modalidad clave, los dúos tienen una hora para construir un doble muro de unos ocho metros de longitud, cumpliendo con unos ciertos estándares de calidad. Para ello, un amplio jurado de expertos (en la pasada edición estaba formado por 24 personas) cualificados y pertenecientes a la industria comprobarán que la pared es sólida y que tanto el cemento como los ladrillos están bien colocados. En la última edición, los hermanos Scott y Brian Tuttle obtuvieron el primer premio en dicha modalidad. Como recompensa, ganaron un todoterreno y un cheque de 5.000 dólares (más de 4.400 euros), además de otros premios materiales de los patrocinadores.

Primer premio

Al parecer, para que Scott colocara los 775 ladrillos (su hermano era el que dirigía la operación) que les hicieron ganadores,  primero tuvo que entrenar duro: “Sí, construí cinco muros de práctica antes del evento”. “Los levantaba, luego los tiraba y luego los levantaba de nuevo, así que estaba preparado”, ha explicado.

Eso sí, aunque la práctica es clave, también cuenta que pidió ayuda externa para ganar: “Recé a Dios para que me mantuviera tranquilo y me diera la certeza de que tenía la habilidad para ganar”. Los hermanos estaban tan convencidos de que podían alzarse con la victoria que no les importó conducir durante cinco horas desde el estado de Utah, donde residen, hasta Las Vegas.

De hecho, los dos hermanos ya habían competido en otros 13 campeonatos mundiales, lo que hace una idea de su tesón. Algo parecido les pasó a otros participantes, como Garrett Hood, que quedó segundo pero ganó las ediciones de 2008 y 2010. De 31 años, lleva venciendo competiciones de poner ladrillos desde su adolescencia. Según The Spec Mix Bricklayer, es una de las personas que más campeonatos de albañilería ha ganado en todo el mundo.

Segundo premio

El evento tiene lugar en el marco de World of Concrete, un evento que reúne en Las Vegas a la industria del cemento comercial y a otras relacionadas con la albañilería. Mientras se discuten y se presentan los más novedosos productos y tecnologías, los participantes se ponen a competir entre ellos para llevarse los preciados premios. Para participar es necesario ganar alguno de los campeonatos regionales precedentes, de otros países o de estados de Estados Unidos.

Porque sí, en España también tenemos este tipo de concursos. En concreto, el Chinato de Albañilería, que se celebra en la localidad cacereña de Malpartida de Plasencia y que reúne cada año a decenas de cuadrillas para demostrar cuál de ellas es la mejor. En este caso, un arquitecto da una idea sobre una pequeña edificación para construir y los profesionales deben hacerla a lo largo de un día. Al quitar los apoyos, aquella debe mantenerse. Si no, los albañiles quedan automáticamente descalificados.

En Extremadura, de hecho, hay cierta costumbre de organizar concursos de poner ladrillos. En Navalmoral de la Mata y también en Cáceres, sus habitantes han podido ver a gente venida de otras provincias dispuestas a darle al palustre.  Además, en Málaga y Jaén también se han celebrado concursos de este tipo, y han contado con trabajadores expulsados del sector por culpa de la crisis que han querido hacerse con un dinero extra, pero también demostrar su talento.

En ellos también hay mujeres dispuestas a poner ladrillos. Desde Santiago de Compostela Sandra Chiachio demostró en 2008 que las féminas también saben de mezcla y ladrillo. Ella, además, aseguró que no gritaría “burradas a ningún tío” desde el andamio.

Campeonatos de poner ladrillos

Seguro que en España tenemos personal y destrezas suficientes como para derrotar a los hermanos Tuttle y hacerse con los preciados 5.000 dólares. ¿Alguien se anima a poner ladrillos bajo el sol yanqui

Con información de Spec Mix Bricklayer, Concrete Construction, Hoy de Extremadura, Abc, El periódico de Extremadura y La voz de Galicia.

Si lo tuyo no es poner ladrillos siempre puedes leer estas historias:

El afortunado electricista que recuperó su cartera 65 años después

Se alquilan tíos buenos para tratar de consolar a las muchachas en los días de bajona

15 citas antológicas de políticos que dan vergüenza ajena

Donald Trump desvela el secreto de su extraño peinado