¡Toma pantallazo! Pillan a un alcalde alemán viendo porno sadomasoquista

Desde los Nazgûl alados no se ha visto pandilla de sombras más peligrosa que las cincuenta del dichoso Grey. Lo que hasta hace cuatro días era cosa de pervertidos y sinvergüenzas – eso del fornicio a lo verraco, con sudor y lágrimas – , ahora es el pan de cada día de señoras cincuentonas (y sus maridos), hijas adolescentes (y sus hermanos) y representantes políticos teutones que pasaban por allí.

A este último grupo pertenece el bueno de Thomas Köppl, alcalde de la pequeña localidad alemana de Quickborn -a unos 20 kilómetros al norte de Hamburgo-, donde viven unas 20.000 almas hoy un poco más consternadas que ayer por culpa de su despistado regidor.

En mitad de un debate sobre la Constitución en su propia página de Facebook, no se le ocurrió otra cosa al desdichado que sacar un pantallazo de la Wikipedia para respaldar sus argumentos. Quería demostrar que el partido Alternativa por Alemania, euroescéptico y un pelín xenófobo (por decirlo suavemente), se está pasando la Carta Magna por allá donde amargan los pepinos, pero el tiro le salió, precisamente, por la culata.

En un momento que podría ilustrar perfectamente la definición de la palabra “bochorno” en el diccionario, el (ya no tan) Excelentísimo Señor Köppl compartió una captura de pantalla que mostraba más de lo que pretendía. Al lado del artículo de Wikipedia, una ristra de pestañas parecía reírse de su mala suerte: “Vídeos porno dominación”, “vídeos porno BDSM”, “puta alemana castigada”

alcalde1

Todo un homenaje a E. L. James y su obra cumbre del erotismo de bolsillo, aunque un par de grados más arriba en la escala de dolor/placer de Sade. Como era de esperar, la noticia llegó a oídos de los tabloides antes de que Köppl pudiera eliminar la foto y negar la evidencia (aunque llegó a intentarlo usando el viejo “yo no he sido”). Finalmente, se ha visto obligado a admitir que navegaba por sitios poco presentables y a buscar una excusa convincente para estar haciéndolo.

alcalde2

Como alcalde de Quickborn que es, debía una explicación a sus vecinos, y esa explicación que les debía se la dio. No le ha salido muy redonda, las cosas como son, pero apúntala por si tu jefe descubre lo que haces en tus horas de trabajo…

Resulta que escuchó a unos tipos charlando sobre aquellos contenidos poco púdicos mientras esperaba al teleférico en Tirol del Sur, donde está de vacaciones en la nieve. “No estaba muy puesto en el tema, que es algo que me molesta”, dijo Thomas, siempre ávido de conocimiento. “Estaban mencionando la web Xhamster, y cuando llegué a mi habitación quise ponerme al día”.

alcalde3

Por suerte o por desgracia, afirma que no llegó a ver los vídeos sadomasoquistas que tenía desplegados por toda su barra de navegación porque (¡oh, recórcholis!) la conexión a internet iba de pena. En su lugar decidió echar un vistazo a la página de Wikipedia de ‘Cincuenta sombras de Grey’, más comedida, siempre entre consulta y consulta a la Constitución teutona.

¿Sus primeras impresiones? “Lo encuentro un poco perturbador, pero estoy seguro de que hay gente que lo pasa muy bien con el BDSM”.

Las siglas se le han quedado, oye…

—————

Con información de The Telegraph y Daily Mail.

Al otro lado de la cama:

La receta para follar de Nostradamus: una mermelada de lo más afrodisíaca

Cincuenta versiones de Grey para todos los públicos

Las ‘Cincuenta sombras de Grey’ de las ‘startups’, un superventas subido de tono