Japón retira las esvásticas de sus mapas para no escandalizar a los turistas

Si crees que acabarás viajando a Japón en algún momento de tu vida, o si ya lo has hecho pero ibas con los ojos cerrados, hay algo que debes saber: no todas las esvásticas tienen que ver con los nazis. Cuando llegues al país del sol naciente y eches un vistazo a un mapa o te acerques por un templo budista, el símbolo estará por todas partes.

No tiene nada que ver con Hitler. De hecho, ellos lo usaban mucho antes de que el Führer supiera de su existencia o incluso hubiera nacido. En Japón, la esvástica es un símbolo sagrado (el ‘manji’) que representa a los templos desde siempre, aunque pronto dejará de hacerlo (al menos en lo cartográfico).

Manji_3551989b

Como los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 cada vez están más cerca, las autoridades turísticas de la nación quieren tenerlo todo listo. Miles de extranjeros completamente ignorantes de su cultura y sus tradiciones, muchos de ellos europeos y seguramente no pocos alemanes, visitará la tierra de Oliver y Benji (sí, es lo poco que la mayoría saben de Japón) para asistir a este acontecimiento deportivo.

¿Qué pensarán cuando vean que los mapas están llenos de esvásticas, esos símbolos que para ellos solo tienen relación con el fascista del bigote y sus desmanes?. Es lo que se preguntaron los nipones, y para averiguarlo realizaron una encuesta que arrojó el resultado más predecible: efectivamente, tenían que cambiar de símbolo en los mapas para no escandalizar a los turistas.

esvasticas_japon-560x361

Ya se han puesto manos a la obra. La Autoridad de Información Geoespacial de Japón ha diseñado un nuevo repertorio de iconos para designar las localizaciones más frecuentes en los planos, guías y aplicaciones turísticas de sus ciudades, de tal forma que sean fácilmente reconocibles para los extranjeros y no ofendan a nadie.

Hoteles, comisarías, hospitales… Así hasta 18 tipos de edificios cambiarán su símbolo. Entre ellos, se cuentan los templos, que a partir de febrero dejarán de aparecer como una esvástica y lo harán como una inofensiva pagoda de tres pisos.

Símbolos

No todo el mundo ha recibido con agrado esta noticia. Los más puristas de la cultura nipona han puesto el grito en el cielo y culpan, no sin cierta razón, a la ignorancia de los visitantes extranjeros que se informan poco o nada de las tradiciones propias de los sitios que piensan visitar.

“Hemos usado este símbolo desde miles de años antes de que fuera incorporado a la bandera nazi, así que sería mejor para nosotros mantenerlo en nuestros mapas y pedir a los demás que entiendan su auténtico significado”, protesta el profesor Makoto Watanabe en declaraciones al británico The Telegraph.

“Creo que sería bueno que la gente de fuera, al ver el símbolo, preguntase qué significa y cómo se originó”, prosigue. “Podría ayudar a desterrar ciertos prejuicios negativos asociados con el ‘manji’”.

4025761989_3a6670bb3d_b

Además, hay una diferencia sutil pero notable entre la esvástica de Hitler y la esvástica budista. Si te fijas en el templo de la imagen superior, verás que los brazos de la cruz apuntan en sentido contrario al que lo hacen en la enseña nazi. Esto es así porque Hitler, cuando diseñó lo que más tarde se convertiría en símbolo de sus atrocidades, decidió invertir el dibujo que probablemente había descubierto en algún libro durante sus largas sesiones de biblioteca.

Los hechos posteriores transformaron una imagen vinculada con la paz y la buena fortuna, empleada en muy distintos contextos y por grupos muy diferentes a lo largo de la historia, en el peor recuerdo de la humanidad, algo que probablemente el Führer ya pretendía cuando definió la cruz gamada en ‘Mein Kampf’, allá por 1920, como el símbolo de esa “victoria del hombre ario” que afortunadamente jamás llegó a producirse.

Lo que sí logró es ensombrecer la imagen de la esvástica hasta tal punto que Japón, por ser un anfitrión cortés, ha decidido eliminarla de la faz de sus mapas.

338768546_c5226e08b5_b

————

Con información de The Telegraph, International Press Digital y Japangaijin.

Cosas nazis, Peter, cosas nazis…

Estas ‘feminazis’ lo son, y a mucha honra

Las diez escenas más cómicas que se narran en los libros de historia

Si no compartes coche, vas con Hitler: cuando EE.UU. promovía el modelo Uber contra los nazis

Los helados marca Adolf Hitler causan sensación en India