La mitad de las suegras no tendrá regalo de sus yernos estas Navidades

Ellos, que son nuestros segundos padres, que procuran que no nos falte de nada durante todo el año, que hacen lo imposible para no incordiar nunca, que apenas se entrometen en nuestros asuntos (y todo ello, sin pedir nada a cambio), tienen un motivo para estar tristes en estas fechas tan señaladas. Los suegros que, por norma general, tratan a sus yernos como reyes, podrían ser los grandes damnificados de estas Navidades. Eso sí, entre los padres de nuestras respectivas parejas, las madres serán las que recibirán el golpe más duro de estos días.

Mientras las suegras no escatimarán a la hora de comprar regalos para su esposo, sus nietos y el resto de sus allegados, el 51% de ellas no recibirán nada por parte de sus hijos ni de las parejas de estos. Así lo refleja una encuesta realizada por la firma británica Debenhams en la que han participado más de 2.000 personas, que reconocen sin tapujos que Santa Claus se ha olvidado de cargar con el regalo de su madre política.

Es más, las suegras agraciadas con yernos cabales (sabedores de lo que se juegan) tendrán que conformarse con regalos baratitos. Un 21% de los encuestados confiesan que en sus compras sí que incluirán un regalo para la madre de sus mujeres, pero que no se gastarán demasiado. Los británicos que respondieron a esta pregunta admiten que no invertirán en el obsequio a sus queridas suegras más de 20 libras (algo más de 27 euros).

No obstante, si se encuentran en el grupo de las mujeres más exigentes, de poco servirá gastar más o menos en sus regalos. Ya sea para la suegra, para la esposa, para la novia o para la amiga, hay muchas posibilidades de meter la pata con el presente. La encuesta lo deja bien claro: el 7% de las mujeres esperan que los regalos de Navidad les decepcionen. Ahí es nada.

suegra_2

Lo que resulta más extraño es que sean precisamente los británicos, gente de pulcros modales, los que manifiesten abiertamente que darán un escarmiento a sus suegras. Más aún cuando, precisamente ellos, serán los que más gastarán en las compras navideñas en todo el Viejo Continente. Si bien en España se estima que gastemos en torno a 250 euros de media en las compras navideñas, los ciudadanos de la Gran Bretaña invertirán 298 euros en contentar a familiares y amigos con algún que otro obsequio.

Y cuando la Navidad toque a su fin, mientras las suegras se pregunten en qué han fallado y planeen cómo vengarse por tan vil traición, serán muchos los yernos que estarán en internet tratando de dar salida a los obsequios de sus madres políticas. Como ya viene siendo tradición, son muchas las compañías que se afanan en dejarnos claro que si un regalo no nos ha gustado no tenemos por qué quedárnoslo.

Sin ir más lejos, eBay ha puesto en marcha su campaña Regifting para convencer a todo el mundo de que eso que nos dejó Papa Noel por error (un fallo lo tiene cualquiera), puede hacer muy feliz a aquella otra persona del mundo que debería haber encontrado ese regalo junto a su árbol de Navidad. No sería de extrañar, de hecho, que por ahí hubiera alguna suegra pululando por ahí tratando de sacar mayor tajada al detallito, si es que lo hubo, de su yerno o su nuera.

Mother_in_Law_xmas_3525195b

Eso sí, luego que no vengan los llantos. Cuando el año que viene la suegra no deje de dar la tabarra por cada mínimo detalle, se queje sin cesar y no nos ponga silla ni cubierto en las próximas comidas de familia, entonces tendremos que echar la vista atrás y comprobar cómo se portaron Papa Noel o los Reyes Magos. Queramos o no, ellas tienen la sartén por el mango, así que mejor cumplir con un bonito regalo. Seamos buenos, que es Navidad.

———-

Con información de The Telegraph, The Daily Mail, El Mundo y ComputerHoy.

¡Más madera, grumete! ¡Más madera!

Los abuelos extorsionan a sus hijos para que sus nietos lleven nombres familiares

“Suegra, cuñada y yerno son la entrada al infierno”: 20 azulejos celtibéricos con mensajes políticamente incorrectos

Quince irónicos carteles de Los Simpson que pasaron desapercibidos

Esta empresa pagará tu boda, pero tiene truco: si te divorcias lo devolverás con intereses