La pizza tiene (¡por fin!) su propia carrera universitaria

La pizza es amada por muchas personas a lo largo y ancho del planeta. Solo así se explica que haya gente capaz de comer pizza con minipizzas por guarnición. Todos aquellos que han convertido al plato italiano en una especie de religión están de enhorabuena: ahora existe toda una carrera universitaria para aprender sobre ella.

La Universidad Metropolitana de Mánchester, con la ayuda de una famosa multinacional de comida rápida, ha creado unos cursos de formación para enamorados de la pizza que harán las delicias de todos los eruditos de la cocina y telespectadores de Masterchef. Las clases constarán de las más variadas materias, desde producción de alimentos a análisis financiero, pasando por estrategias de negocio. No, no es una simple carrera de catador.

La idea, según Katryn Austin, directora de marketing y recursos humanos de la empresa, es equipar a los alumnos “con estrategias para la vida, no solo para trabajar en un restaurante”. Austin cree que este programa tiene lugar “en un momento emocionante para nuestro negocio”.

Cocinar pizza

Así, la carrera tendrá parte teórica y parte práctica, por lo que los alumnos tendrán que demostrar sus habilidades en la cocina en el arte de hacer pizzas. El programa se desarrollará durante cinco años y los alumnos podrán estudiar tanto en la universidad como en las instalaciones de Pizza Hut.

Además, los estudiantes recibirán el salario mínimo por el trabajo que desarrollen en los centros de la compañía. Nada de una paga de becarios. Se espera que 1.500 pupilos decidan aprender todo lo necesario sobre la pizza para convertirse, además, en grandes hombres de negocios.

Preparar pizza

Sumándose a la ola

No es esta la única cadena de restaurantes de comida rápida que ha ofrecido programas universitarios en Reino Unido. McDonald’s y KFC también han hecho de las suyas. Esta última, en concreto, invirtió 800.000 libras (más de un millón de euros al cambio actual) en ofrecer un curso de gestión de tres años.

Obviamente, muchos estudiantes han aplaudido la iniciativa ‘pizzera’ a través de las redes sociales. Hay incluso quien lo ha visto más útil que lo que está haciendo en la actualidad. Otros lo piden de una forma un poco desesperada. En cualquier caso, la pizza ha triunfado más que Chicote en un cutre chiringuito de playa.

El responsable del Gobierno británico para Negocios, Innovación y Aptitudes, Nick Boles, ha aplaudido la iniciativa de Pizza Hut y ha alentado a más empresas a seguir el mismo camino: “Animo a más compañías a llevar las riendas como Pizza Hut para comenzar o expandir sus programas de aprendizaje”.

En definitiva, si te parecía que el plan Bolonia había traído grados universitarios de lo más extravagantes, todavía puede haber cosas más increíbles. Quién sabe si pronto habrá estudios en España relacionados con la tortilla de patatas, la paella o el pisto. Estaremos atentos (y salivando mientras tanto).

Comer pizza

Con información de Express & Star, The Telegraph, Metro, The Mirror, Mashable y Manchester Evening News.

Tenemos que hablar de comida:

La guía gastronómica necesaria para ser un hípster de manual

El sudor con olor a ajo atrae a las mujeres

Estas delicias hacen que tu sueño de desayunar cerveza no parezca una locura

Los platos de comida más calamitosos jamás servidos a domicilio