Bienvenido al Macho Cafe: macizos sin camiseta sirven la comida y se exhiben para las clientas

Japón ha demostrado ser toda una potencial mundial en lo que a cafeterías extravagantes se refiere. Si ya existe incluso un local con camas para peluches, hoy toca descubrir uno al que sí pueden entrar humanos. Algunos de ellos, de hecho, entrarán más motivados que otros, y es que quien quiera ver carnaza masculina tan solo tiene que acercarse al Macho Cafe.

El Macho Cafe se encuentra en Tokio. Su principal reclamo son once camareros de entre 20 y 40 años con camisetas de tirantes bien ceñidas en unos músculos trabajados en el gimnasio. Una vez dentro, estos señores ligeros de ropa sugerirán platos tan disparatados como los ‘huevos dobles Macho con sabor a bíceps’.

Camareros del Macho Cafe

Camarero del Macho Cafe

Además de la comida, puedes obtener otro tipo de servicios extra en los que, claro, el físico de los camareros será el plato principal. Por ejemplo, por cuatro dólares (3,50 euros), el chulazo que sirve las mesas se sienta con los clientes para conversar durante 15 minutos. Para aquellos a los que les parezca poco, por 27 dólares (más de 23 euros), los clientes podrán ser rodeados por un ‘Muro de Carne’, que es como se conoce a estar acordonado por una chavalería que podría haber salido de ‘Mujeres, hombres y viceversa’.

En YouTube hay colgado algún que otro vídeo en el que se puede ver cómo algunas féminas disfrutan de lo lindo con estos chicos que les sirven cerveza mientras hacen juegos con los músculos del brazo. Las caras de ellas lo dicen todo:

Tan peculiar grupo de hombres, que parece salido de una antigua tienda de Abercrombie’s, ha realizado otro tipo de ‘performances’ por la capital nipona. Por ejemplo, en un centro comercial, sirvieron helado. Todo sería normal si no fuera por las posturitas que ponen mientras meten la cucharilla del helado o los abdominales que mueven ante la vista de todos.

Eso sí, si piensas ir a verlo, se abre en muy contadas ocasiones. Cuando se ha hecho, largas colas de mujeres han rodeado la manzana donde se encuentra el local, esperando para entrar.

Cola del Macho Cafe

El Macho Cafe y estos mozos están patrocinados por una marca de proteína en polvo, con el fin de promocionar sus productos para ciclados. De hecho, algunos platos del menú destacan por su contenido proteínico, ideal si te machacas en el gimnasio. El método publicitario es ideal en un país como Japón, que alberga otras extravagantes experiencias en restauración: hay cafés cuyas camareras van vestidas de lolitas.

A todos los que quieran disfrutar del proteínico menú del Macho Cafe y de sus camareros, solo les quedará estar pendientes para saber cuándo abrirá para disfrutar de un espectáculo que dejará a muchos sin palabras, mientras otros no sabrán dónde meterse.

Con información de The Huffington Post, Oddity Central y Kotaku

Más historias de Japón y otros lugares del mundo:

El refresco de cola con sabor a ajo existe (en Japón)

Islas de leprosos y yermos nucleares: el turismo macabro causa furor en Japón

El museo más caro de Japón tiene un ‘Guernica’ y ‘La última cena’ de Da Vinci (pero es todo falso)

Mapamundi: ¿Cuántos días de vacaciones disfrutan los trabajadores del mundo?