En el peor museo de cera de la historia todos los famosos parecen indigentes

Museos de cera por el mundo hay muchos y, la mayoría, muy mejorables. Que se lo digan a Cristiano Ronaldo, que tuvo que recurrir a su propio peluquero para que le diera a la figura que le habían hecho un estilismo similar al suyo. Tradicionalmente, cuando pensamos en uno de estos museos, se nos viene a la cabeza el de Madrid, que no destaca por la exactitud de sus piezas ni por su belleza. Sin embargo, no es el único en el que no terminan de dominar la cera: en China hay uno que le hace la competencia por lo malévolo de sus resultados, que asustan más que entretienen. ¿Estamos ante el peor museo de cera del mundo?

Este edificio, ubicado en la ciudad china de Chongqing, tiene una especie de paseo de la fama repleto de estrellas locales e internacionales. Pero más que el paseo de la fama, parece la casa del terror. De hecho, según afirman en Weird Asian News, la publicidad negativa que ha recibido ha hecho que más visitantes acudan a verlo. A lo largo de un desangelado pasillo se agolpan decensa de estatuas que causan verdadero pavor por sus facciones y sus estilismos.

Roger Federer

Son los horrores hechos figura humana. Uno de los más flagrantes y famosos es el del tenista Roger Federer. Probablemente su autor sea fan de Rafa Nadal o Novak Djokovic, porque de lo contrario, no se explica esa cara demacrada y chupada. Quizás es un museo de cera futurista y estemos ante el rostro del suizo cuando tenga 70 años y se quede sin dentadura, pero ahora lo único que se puede hacer es utilizar la estatua para atemorizar a niños y adultos.

Jet Li

Ni siquiera las estrellas chinas se salvan del espanto. Jet Li es un actor y artista de las artes marciales al que también conocemos por estos lares. A pesar de sus más de 50 años, tiene una cara de niño que ya quisieran para sí muchos. Sin embargo, sus compatriotas han debido pesar que lo ideal era darle un baño de realidad y recordarle que no seremos eternamente jóvenes. Para ello, qué mejor que ponerle un chándal con el que parece un jubilado español jugando a la petanca. AL igual que Federer, su estatua anda a medio camino entre la senectud y la indigencia.

Actrices chinas

Jet Li no es el único miembro del mundo del celuloide que cuenta con un peculiar homenaje en este museo de los horrores. Muchos cinéfilos recordarán a Maggie Cheung, la intérprete que deseó amar en la película de Wong Kar-Wai. Ella, a la izquierda de esta imagen, comparte espacio con las también actrices Ziyi Zhang (‘Tigre y dragón’, centro) y Li Gong (‘Adiós a mi concubina’, ‘Memorias de una geisha’, derecha). Al verlas nos hacemos varias preguntas: ¿por qué las tres tienen una frente en la que se podría jugar al pádel? ¿O por qué Maggie Cheung y Ziyi Zhang se parecen tanto? En cuanto a Li Gong, ¿a qué se debe esa cara de tristeza? ¿Por qué esa obsesión por el chándal?

Jay Chou

Porque si los rostros son horribles, los estilismos no son los más acertados. Para muestra, un botón: el del músico y actor Jay Chou (a la izquierda de la imagen), cuya chillona indumentaria característica ha sido sustituida por un corte de traje clásico. El peinado, además, no le favorece. Solo falta saber quién ha tenido tan magníficas ideas. Pero, al menos, él lleva traje. Lo del chándal de sus compañeros de pasillo no tiene nombre.

Todo esto, obviamente, no podía acabar bien. Según algunos medios, el abogado de Ziyi Zhang ha pedido que el museo retire la figura de la actriz. Como es lógico, otras ‘celebrities’ chinas habrían expresado su descontento con las figuras.

Jackie Chan

Ni el mismísimo Jackie Chan se salva. Un pelucón con el que parece Raphael, un gesto agrio y aspecto de haberlo pasado mal en la calle forman un conjunto que en poco se parece al simpático actor que domina las artes marciales ante las cámaras de Hollywood.

Con Jackie Chan o sin él, han sido muchos los chinos que han protestado contra estas recreaciones en las redes sociales del país. Los calificativos no han sido nada benévolos:  “El museo de cera más feo”, “Museo de la moda de granjeros”… Vamos, que nadie espere una buena valoración en Trip Advisor. No te preocupes, Madame Tussaud’s: sigues siendo el mejor museo de cera del mundo.

Obviamente, los malos comentarios de los visitantes han llegado a los responsables de la colección. Su curador, Zhang Shouxiang, ha explicado que, si bien el vestuario podría no ser el más apropiado para las figuras, los mejores artistas de China han trabajado en su creación. “Durante muchos años estos modelos de cera han viajado por diferentes museos de China y están hechos por los más afamados profesores de las academias chinas de Bellas Artes”. O no son los mejores o el nivel artístico del país asiático anda por los suelos.

Con información de IBTimes, Shangaiist, Want China Times y Weird Asian News.

Más historias de horrores por el mundo:

El inquietante arte de las pruebas nucleares: estos dibujos infantiles demuestran que eres radiactivo

¿El canal de YouTube más surrealista? Johnny Orina meando sobre objetos muy diversos

Torremolinos Chic: suecas, landismo y noches canallas

El maligno (y estúpido) plan de General Motors para talar el Amazonas con un robot gigante