Implantes mamarios temporales, solo para lucir bikini en vacaciones

El gran dilema a la hora de hacerse unos retoques en el cuerpo es que nunca sabes si te quedarán bien. Esto no es como probarse ropa: si no te gusta no lo puedes dejar en un montón sobre el mostrador ni ir a cambiarlo días después. No, los cambios pueden ser permanentes e irreversibles. Sin embargo, hay quienes tienen en cuenta los caprichos esporádicos, sobre todo ahora que llega el verano, y proponen cambios corporales solo para una temporadita: bienvenido a los implantes mamarios de verano.

¿Quieres lucir bikini pero no te gustan tus pechos? El cirujano estadounidense Norman Rowe te propone las Instabreast, unas prótesis temporales para esas semanas en las que quieres lucir palmito en la playa. Hasta ahora, dichas prótesis duraban solo 24 horas, pero el doctor está trabajando en otras que se mantengan durante dos o tres semanas, ideales para todo el periodo vacacional y que se llamarán Vacation Breast.

Con estas prótesis Rowe también pretende ayudar a aquellas personas que quieren comprobar si unos implantes le sentarían bien estéticamente antes de dar el paso definitivo. Además, el doctor Rowe no piensa solo en mujeres al hablar de estos implantes: dice que son ideales también para aquellos hombres que quieran acentuar sus pectorales o nalgas. ¡Abajo el gimnasio!

Rowen no explicó cómo funcionará exactamente este parche estético de 3 semanas, tan solo comenta que será similar a la de 24 horas, que consiste en una solución salina que se inyecta directamente en el tejido mamario, de forma que en menos de 30 minutos cuentas con tus nuevos pechos. Al nuevo producto se le añadirá ahora “un aditivo ya ampliamente usado en la comunidad científica para otros propósitos” explicó en la cadena de televisión estadounidense ABC.

Eso sí, el riesgo de la operación es el mismo: una doctora consultada por el mismo canal televisivo advirtió que “con este procedimiento, existe el riesgo de alcanzar un vaso sanguíneo con la inyección (formando un hematoma) así como un riesgo de infección”. No es precisamente un juego de niños. Además, hay quien apunta otro posible incoveniente: que trascurridas las tres semanas, cuando la solución se diluya, los pechos queden con un tamaño diferente al original.

Instabreast

La consultora de belleza y estilista de celebridades neoyorquina Amanda Sanders lo probó y quedó muy satisfecha con el resultado. Así de eufórica lo explicaba: “Fue más o menos como: ‘Eh, es un sujetador genial’. No solo había más volumen, sino que los pechos parecían más completos”. Su emoción le hacía desechar los otros productos: “Hay todo tipo de sujetadores y cintas adhesivas y todo tipo de cosas para tus pechos con el fin de ponerlos dentro del vestido adecuado. Pero no hay nada como tener implantes para colocarlos en el lugar correcto”. Palabra de experta.

Se desconoce aún el precio de estas las prótesis mamarias ‘vacacionales’, pero podemos hacernos una idea. El pinchacito de las 24 horas sale por 2.500 dólares (unos 2.200 euros), dólar arriba dólar abajo, según el tamaño de copa que desees, pero Rowe cree que la nueva solución será incluso más barata debido al éxito que tendrá (según sus expectativas).

De momento, tendremos que esperar a 2016 para poder probarlo en nuestro propio cuerpo. Rowe está ahora en conversaciones con la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos para que le den el visto bueno, mientras tantea a potenciales clientes. Quizá el verano de 2017 sea único en tu vida. O por lo menos, para tus pechos.

——————-

Con información de Medical Daily, ABC News, The Huffington Post, Daily Mail y Newser

Tenemos más historias del cuerpo humano:

Roba dinero en una farmacia mientras rocía con leche de sus pechos a los empleados

¡Culos voladores! Tecnología donde la espalda pierde su nombre

¿Qué tribu urbana envejece peor?

Transhumanismo en política: ¿votarías por ser un cíborg que viva eternamente?