Pegar un puñetazo a un Monet ahora es posible (también) en internet

 

cuadro_petado

El grueso de la historia sucedió en 2012, aunque el final no lo hemos conocido hasta principios de este mismo mes. A un individuo de Irlanda le dio un aire mientras visitaba la National Gallery en Dublín y le metió un puñetazo a un cuadro. Pero no era un cuadro cualquiera: se trataba de un Monet de 1874 valorado en 8 millones de libras, que se dice pronto.

‘Argenteuil Basin with a Single Sailboat’ se llama la pintura maltratada – famosa y valiosísima a la sazón -, que el maestro del impresionismo pergeñó en el pequeño pueblo francés del mismo nombre. Y Andrew Shannon es el nombre del exaltado de 49 años que golpeó la ‘masterpiece’.

Le han caído seis años a la sombra por su pictórica agresión, pero no hay mal que por bien no venga: su barrabasada ha inspirado a un grupo de artistas irreverentes para diseñar un videojuego tan sencillo como divertido (o, al menos, desestresante).

cuadro_juego

 

‘Punch a Monet’ es un divertimento de título autodescriptivo del que puedes disfrutar sin descargar absolutamente nada, simplemente pinchando en este enlace desde tu navegador habitual (aunque, advierten sus creadores, funciona algo mejor en Chrome). Si estás agobiado, pincha ahora o deja que tu yugular se hinche para siempre.

La mecánica es más bien sencilla. El jugador se pone en la piel del puño y su misión es horadar la obra de arte mientras un contador en la esquina superior derecha de la pantalla indica el montante de los desperfectos producidos. Cuando ya no hay más que romper, la cosa acaba: lo que en la vida real vino después, eso el juego no lo reproduce.

shannon

 

Un par de testigos vieron la escena que montó Shannon en la National Gallery en 2012, pero el irlandés alegó que se había desplomado sobre el cuadro porque le había dado un chungo (tan chungo que, según él, acabó pasando por el quirófano para que le implantaran un cuádruple ‘bypass’). Un apechusque tal que casi la rosca.

De esto se habló largo y tendido en el juicio, y los médicos echaron por tierra la teoría del agresor: solo a una de cada diez personas, según los expertos, le daría un patatús de esa índole, y sin duda no se levantaría sin ayuda y tan rápido como lo hizo Shannon a juzgar por las imágenes que captaron las cámaras de videovigilancia.

shannon_apechusque

 

Conclusión: si vas a un museo, te saltas la aterciopelada barrera, ignoras la cartelería disuasoria y la emprendes a golpes con un cuadro; por mucho que finjas un infarto, pasarás media docena de años entre rejas (salvo que lo hagas todo de forma virtual).

——-

Con información de Creator’s Project, Break y Daily Mail

Otros puñetazos informativos:

El presidente de Ucrania contrata a una muñeca de trapo como asesora militar

¿Te tatuaste al Pequeño Nicolás? Diez tatuajes de los que te arrepentirás

Menéame estudia recompensar a los autores mediante ‘micropagos’

Diez ‘memes’ que no creerás que ha hecho un robot

La peor película de la historia (según IMDB) está ambientada en Navidad