Diez películas malas… pero tremendamente divertidas

El llamado “cine cutre” está de moda. Son esas cintas que por malos efectos especiales, diálogos risibles y pésimas actuaciones, acaban por convertirse en comedias involuntarias, ideales para disfrutar con los amigos, comentar en voz alta y reír sin parar. Una reacción ante la galopante mediocridad con la que inundan la salas. Mejor lo memorable, aunque malo, […]