Cascos extravagantes para ver la vida con los ojos de una caballo o una jirafa

Pese a que compartimos el planeta con ellos, no solemos preguntarnos cómo ven los animales el mundo que nos rodea. Rara vez tenemos la inquietud de saber lo que percibe un perro, un puercoespín, una jirafa o un oso hormiguero. “¿Para qué?”, pensará la mayoría.

Como hay gente para todo, los artistas irlandeses Anne Cleary y Dennis Connolly sí se han formulado esta pregunta. Por eso se han propuesto mostrarnos lo que hay a nuestro alrededor desde la perspectiva de ciertos seres del mundo animal. ¿Cómo? Con unos cascos muy, muy peculiares.

Si a cualquiera de los aquí presentes nos preguntasen qué cualidades del mundo animal nos gustaría poseer, lo tendríamos claro: volar como un águila, la velocidad endiablada de un ácaro y la fuerza de un león o de un tiburón. Raro sería admitir que soñamos con la prodigiosa visión de un tiburón martillo, de un caballo o, por qué no, de un camaleón.

Meta-perceptual helmets

Podemos tildarles de raros, pero por la mente de Anne Cleary y Dennis Connolly sí que pulularon estas ideas. De hecho, no se quedaron ahí. Se pusieron manos a la obra y diseñaron – siguiendo los trabajos que realizó el psicólogo estadounidense George Malcolm Stratton, que consiguió invertir las imágenes con unas gafas – unos extravagantes cascos equipados con un entramado de espejos que permiten apreciar la vida como lo hace una jirafa o un caballo.

Partiendo de las limitaciones humanas, estos artistas irlandeses quieren transmitirnos cómo mejoraría nuestra vida si pudiésemos contar con el amplio campo de visión de distintos animales. Por ejemplo, si pudiésemos contar con la amplia visión periférica de un caballo (con un ángulo de 357º), no perderíamos detalle de nada de lo que ocurre en torno a nosotros. Igual que si tuviésemos la cualidad de los camaleones, y cada uno de nuestros ojos pudiese funcionar por separado (algo solo al alcance de la gran Sara Montiel); o la mirada de un tiburón martillo, que no tiene ángulo ciegos (abarca 360º).

Horsehead_casco

Para emular estas características, los irlandeses han empleado ciertos trucos visuales a partir de distintos juegos de espejos. De la misma forma que ocurre con los periscopios, los artistas de la firma Cleary Connolly pretenden que, con nuestro limitado campo de visión, podamos experimentar qué se siente al tener que maniobrar con un cuerpo situado a cierta distancia de nuestros ojos, como les ocurre a las jirafas, o ingeniárnoslas para evitar el punto ciego que tienen los caballos al mirar al frente.

Y no solo han puesto en práctica estas artimañas visuales para mostrarnos la visión de ciertos animales con los que convivimos. También se han propuesto mostrar al mundo la perspectiva con la que vería el mundo un ser mitológico como los cíclopes, con un solo ojo situado en su frente, o personajes de ficción como el Gato de Cheshire, que aparecía y desaparecía en ‘Alicia en el País de las Maravillas’.

helmet

Aunque este trabajo tiene una corriente mucho más artística que práctica, lo cierto es que no parece demasiado disparatado que algún día podamos colocarnos unas gafas para ver del mismo modo que lo hacemos con estos cascos. Y es que, según las investigaciones de Malcolm Strattton, el cerebro humano es capaz de adaptarse a nuevas condiciones de visión.

Si nos decidiéramos a llevar el casco de un camaleón, por ejemplo, al poco tiempo estaríamos acostumbrados a prestar atención a lo que ocurre ante nosotros y también a aquello que sucede a nuestras espaldas.

—–

Con información de OddityCentral, Connolly-Cleary.com, The Daily Mail y Agencia Sinc

El siempre desconocido y misterioso mundo animal:

Los denodados esfuerzos de Wikipedia por controlar la avalancha de fotos de gatitos

Monos, pollos, delfines y otros animales que defendieron la bandera de EEUU en la guerra de Irak

¿Por qué andamos cuando nos cuesta pensar?

“Soy sexetariana: jamás me acostaría con alguien que coma carne”