Veinte fotos arruinadas por unos “extras” a los que nadie invitó

¿Quiénes son esos desconocidos que aparecen en segundo plano en las fotos? ¿Estaban allí antes, con sus pintas abominables, o se han teletransportado de la nada para arruinarnos la instantánea? ¿Por qué decide alguien acudir con un radiador a un concierto? ¿Para qué otra cosa sirve Internet, sino para compartir y disfrutar estas imágenes?