El presidente de Ucrania contrata a una muñeca de trapo como asesora militar

ucrania_2
En mitad de la tensión que viven en Ucrania, con enfrentamientos entre aquellos que prefieren la indepedencia del país y quienes se decantan por la anexión con Rusia, hay un político que ha decidido no jugársela en materia de consultoría. Lejos de ponerse en manos de personas de carne y hueso, que puedan tener intenciones de jugársela, ha preferido ponerse en manos de un ente que jamás de los jamases le defraudará: una muñeca de trapo.
El presidente ucraniano Petro Poroshenko no ha dudado en salir a escena para reconocer quién le está asesorando en materia de guerra. Aunque a simple vista podría parecer inofensiva e inocente, esta muñeca de trapo está proporcionando al mandatario la inspiración necesaria para proteger a los suyos en la contienda, o al menos eso dice.
Ser político no debe ser nada sencillo. Mientras a tu alrededor ves como los corruptos brotan como las setas y como la avaricia se extiende como una pandemia, tú tienes que mantener la compostura en todo momento y sacar adelante a tu país (o sumarte a las filas de los mangantes). Pero, claro, un presidente no puede conocer en profundidad todos los temas: necesita la ayuda de algún asesor que le eche un cable para tomar ciertas decisiones y ver desde un prisma distinto los problemas del día a día.

ucrania_1

No se trata de la muñeca diabólica ni de la novia de Chucky. Al contrario de lo que os hayáis podido imaginar, no habla ni camina ni es capaz de marcar en un mapa las coordenadas en las que han de establecerse los distintos frentes de combate. La cosa parece tener más de simbólico y poético que de otra cosa.
Como Petro Poroshenko reconocía en Twitter, esta muñeca se ha convertido en su más fiel compañera. “Se ha convertido en una tradición”, contaba a sus seguidores. “Vengo a trabajar, cojo la muñeca y pienso en lo que tengo que hacer ese día para proteger al país”.
Tal y como ha desvelado el propio político, fue un regalo de un grupo de soldados ucranianos encargados de luchar en el aeropuesto de Donetsk. Este es uno de los puntos clave del conflicto, y un foco de máxima tensión cada día que pasa en el frío este de Ucrania. Allí, pese al inútil alto el fuego que finalizó en septiembre, los soldados de uno y otro bando se dejan la vida cada día. De ahí la importancia simbólica de esa muñeca que entregaron al presidente los que allí combaten.
Y es que los ‘cyborgs’, como han sido apodados todos aquellos que, de forma totalmente voluntaria, se ha alistado en el improvisado ejército ucraniano para proteger la indepedencia de su país y evitar la anexión a Rusia, se han convertido en uno de los emblemas más importantes de la guerra. De hecho, el propio Petro Poroshenko ha llegado a decir de ellos que se han erigido en símbolo “del imperturbable espíritu de Ucrania”.
ucrania_4

Lo cierto es que muy mal se lo tiene que montar la muñeca para hacerlo peor que su antecesor, que dejó el listón bien bajo. El anterior ministro de Defensa de Ucrania, el coronel Valeriy Heletey, llamó a un periodista para saber las coordenadas de la artillería del ejército ruso y, como consecuencia, fueron capturadas varias tropas de las milicias ucranianas en una emboscada. Difícil que la muñeca de trapo que ahora asesora a Poroshenko meta la pata tan hasta el fondo.

——

Con información de BuzzFeed, Yahoo, BBC y Lb.ua

Otras historias de ayer y hoy (pero sobre todo de ayer):

La niña que nos emocionó con su carta a los científicos ya tiene su dragón

Si las Comunidades Autónomas fueran países

Puzzlephone y la fuga de cerebros: un móvil finlandés de padres españoles

El rifle de oro y cristales Swarovski del Rey de España para matar elefantes

Manual de supervivencia urbana