Una colección de ilustraciones extrañas y cochinas de los libros medievales

Champiñón, champiñón, champi… champi…

¡Oh, los manuscritos iluminados! ¡Eso sí que eran auténticas obras de arte! Los monjes dedicaban gran parte de su día -incluso de sus vidas- a copiar con gran detalle y minuciosidad esos grandes y pesados libros que atesoraban el saber clásico y medieval para que jamás se perdiera.

Pero la labor de estos hombres no solo consistía en copiar los textos, también eran los encargados de adornarlos con imágenes y figuras a todo color, la llamada marginalia. Imágenes que, en ocasiones, resultaban verdaderamente sorprendentes y delirantes. Y quien haya tenido una adolescencia corriente sabrá de lo que hablo. ¿Quién no ha dibujado cosas cochinas en los cuadernos y libros de texto del cole?

Y sí, los monjes medievales también dibujaban culos, penes y cosas cochinas. Al fin y al cabo, de alguna manera tendrían que animar la tediosísima tarea de pasar horas y horas copiando textos, ¿no?

Se trataba de imágenes satíricas de algunos estereotipos de la vida medieval. A pesar de que aquellos dibujos tienen muchas interpretaciones, la más aceptada es que aquellos monjes quisieron mostrar una visión mucho más cómica de la vida en el Medioevo. Y vaya si lo lograron. Gracias a esos monjes tan cachondos hoy podemos disfrutar de esta marginalia tan peculiar como tronchante.

Poliomelítico encendiendo pebetero humanoide.

Hombre tocando la trompeta con su ano.

Bestia que engulle cabeza de un ser que orina/defeca sobre un conejo saltarín.

Hombre se mete el dedo en el ano mientras a su lado se lleva a cabo una partida de ajedrez.

Mono sodomiza a otro mono ante el jefe de los monos.

Siniestro ser con cabezas en su espalda, genitales y trasero empuja una carretilla con gente desnuda.

Conejo psicópata ataca a mujer.

Arquero con cabeza desencajada lanzando flechas al ano de un sireno enano.

Mono con flecha en el ano.

Mujer aseando sus genitales con jarras de agua.

Hombre haciendo de vientre mientras su compañero le ofrece algo de beber.

Hombre serpiente perteneciente a la realeza tocando la gaita con su ano.

Anciano montado sobre una cabeza humana aproximándose hacia mujer desnuda.

“Mira, tío, te juro que no voy borracho”.

Seres extraños llevan a la fuerza a mujeres y hombres desnudos hacia las fauces de un ser gigantesco que los engulle.

Hombre con enormes genitales viste la primera chaqueta de fuerza de la historia.

Fuente: BuzzFeed y El rincón del medievo.

Más cosas rarunas:

– Roba dinero en una farmacia mientras rocía con leche de sus pechos a los empleados

– ¡Viva el amor! El curioso romance de un abducido con su alien

– ¡Vade retro, ET! Así reaccionaría cada religión si nos visitaran los extraterrestres

– De los ‘captchas’ al ‘spam’: diez motivos para que internet pida perdón

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] – Una colección de ilustraciones extrañas y cochinas en los libros medievales […]

Los comentarios están desactivados.