Veinte disfraces de Halloween antiguos que no pueden dar más mal rollo

Queda poco para Halloween y en los países anglosajones -y cada vez más también en el resto de países, incluido España- los amantes de esta fiesta ya han empezado a planear y preparar sus terroríficos disfraces. Los hay quienes se acercan a la tienda más cercana y se compran cualquier baratija altamente inflamable, y los hay quienes se curran auténticas obras de arte, disfraces que pondrán la carne de gallina hasta a los más valientes.

Sin embargo, está claro que no hay que gastarse una fortuna ni dedicarle excesivo tiempo y esfuerzo para lograr un disfraz aterrador. Si no os lo creéis, echad un ojo a estas fotos de antaño, cuando los recursos festivos no eran tan abundantes como hoy y no todo el mundo podía permitirse comprar un disfraz. Una careta de goma o cualquier otro elemento casero puesto sobre la cabeza podía helarte la sangre en cuestión de segundos.

He aquí una selección de disfraces de Halloween de décadas pasadas y muy pasadas que dan muy mal rollete. Cierto es también que las fotografías antiguas en blanco y negro aportan un plus muy siniestro, pero no digáis que no os asustaría que estos críos y no tan críos se os aparecieran en vuestras pesadillas. Dulces sueños, amigos, y feliz Halloween.

Fuentes: Mental Floss, BuzzFeed, Propel Pages,

Otras historias menos aterradoras:

-Un zombi de mentirijillas muere atropellado en una pantomima de los muertos vivientes

-Los guardianes de Prometeo, el árbol más antiguo del mundo

-Diez pintas hipster que te harán perder la fe en el género humano

-Arte a golpe de tecla: Salinger, Kerouac y Saramago retratados con una máquina de escribir