Se hace una lámpara con su pierna amputada y la pone a la venta en eBay

Lo que viene siendo una lámpara de pie.

Cuando piensas que ya lo habías visto todo, llega un nuevo caso que supera al que ocupaba un lugar destacado en la estantería virtual de venta de rarezas inhumanas del hombre. Es el turno de un holandés al que le amputaron la pierna y, dotado de una creatividad digamos ‘churrogueresca’, decidió hacerse una lámpara con su querida pierna. La broma es fácil, pero no por ello recurrente: "Van Basten, vaya lámpara de pierna más chula te has cascado".

El estilo es, como decimos, de discoteca poligonera o local minimalista barriobajero. Una lámpara con pierna en formol y una luz violácea es lo último que esperaba encontrarme en vida, después de ver el anuncio de un hombre que sacó a subasta la amputación de su dedo meñique a partir de 500 euros. Profundizaremos más adelante para no liarnos con miembros fisiológicos tan dispares.

La historia del holandés iluminado no acaba aquí. Este especializado en diseño de lámparas de carne y hueso necesitaba dinero rápido y fácil, así que se le ocurrió que una salida a su apretada situación era poner a la venta su ‘magnífica’ obra de arte en el portal de compraventa de artículos eBay a un precio de 100.000 euros.

Lo que no sabía el artista es que eBay, como otras plataformas de venta online, lo consideran tráfico de órganos e impiden su venta. Lástima que esta lámpara no pueda decorar la Casa de los Horrores, tendrá que dar luz en su salón cuya decoración no queremos imaginar.

El que sí consiguió saltarse la prohibición de venta de órganos en Internet fue un joven de 21 años que robó 60 frascos con cerebros de pacientes enfermos mentales del Museo de Historia de la Medicina de Indiana. Algunos de ellos los colocó en eBay a un precio de 600 dólares –unos 480 euros-, pero el chollo se le acabó en cuanto un comprador de California se dio cuenta de que eran robados y se lo notificó a la directora del museo.

El vendedor del famoso dedo meñique es un claro ejemplo de necesidad económica como el artista de la lámpara, aunque en lugar de 100.000 euros pide por su preciado chiquitín menos de lo que vale un iPhone.

En el anuncio da todo tipo de detalles sobre con qué herramienta se lo puede cortar el ganador de la puja: una sierra, una radial, una tijera podadora, un hacha... y si es posible que se lo haga cerca de un hospital para no desangrarse mucho.

Parece que lo de vender tu vida anterior en eBay, como hizo un propietario de tiendas de videojuegos en Estados Unidos, se ha convertido en lo más normal del mundo si lo comparamos con la venta de rarezas de carne y hueso puestas a la venta hoy día en la Red.

Con información de ElTribuno, Público, insolitonoticias.com y Parece del Mundo Today.