Los carteles de cine pintados a mano más chungos de los cines ex soviéticos

Hasta no hace mucho, las carteleras de los cines españoles estaban adornadas por auténticas obras de arte: carteles pintados a mano en los que los actores cobraban vida para invitar a los espectadores a ver la película. Sin embargo, con el tiempo, esos carteles han ido sustituyéndose por pósteres impresos y pantallas LED. No es el caso de algunos recónditos lugares de la antigua Unión Soviética, donde aún se siguen pintando a mano los carteles de las películas. Eso sí, llamarlos obras de arte sería mucho decir.

Se trata de representaciones pictóricas cuya fidelidad es más que cuestionable y que, en la mayoría de los casos, rozan lo siniestro. Vamos, que a uno se le quitan las ganas de ir al cine tras ver a un Brad Pitt desfigurado en la entrada del cine.

¿Qué pensarían Justin Timberlake, Drew Barrymore o Jim Carrey al verse pintados de esa guisa y a la vista de todo el mundo? ¿Por qué el cartel de Anaconda 2 parece una película para niños con simpáticas serpientes? ¿Qué diría James Cameron de su espantoso y poco amigable Avatar noreuropeo?

Venga, a ver si sois capaces de adivinar las películas sin mirar al título que os damos ;)

El caballero oscuro y Star Treck

Troya

El aviador y Matrix Revolutions

Sexo en Nueva York y El príncipe de Persia: Las arenas del tiempo

El diario de Bridget Jones y Kill Bill

Alicia en el país de las maravillas

Peter Pan y Anaconda 2

Los ríos de color púrpura

Shrek 2 y Avatar

Hancok

Con derecho a roce y A todo gas

Alien vs. Predador

Como Dios

Spy kids 3D. Game Over

Ice Age: La formación de los continentes, Terminator 2: El día del Juicio Final y Los sustitutos

50 primeras citas

Harry Potter y las reliquias de la muerte

Scooby-Doo

Fuente: Sad and useless.

¿Te has quedado con ganas de más?

Los osos yonquis que esnifan combustible hasta caer desmayados

Del Bar Las Cañas a la Peluquería Pelo’s: Diez nombres de establecimientos más sosos que un yogur de agua

Diez remakes de películas extranjeras que Hollywood nos podría haber ahorrado

Derribando mitos escolares: diez cosas que se enseñan en el ‘cole’ pero no son del todo ciertas