Leche materna, el nuevo “doping” y medicamento milagroso

Una nueva bebida energética totalmente desconocida hasta ahora ha llegado a los gimnasios. Es sana, es natural, es sostenible, da buenos resultados  y es perfectamente legal. Es la leche materna.

Así es, diversos atletas y aficionados de los gimnasios han aparcado sus brebajes habituales para pasarse a este curioso alimento que afirman ser el mejor para la práctica deportiva.

Un atleta del barrio neoyorkino de Queens llamado Anthony contó a NYMag que probó este mágico elixir recomendado por un amigo y que, desde entonces, no deja de hablar maravillas de la leche materna. “Me da una energía increíble, algo que no consigo con otros alimentos o bebidas”, dice.

Pero, ¿dónde conseguir este producto tan poco común? En la red hay diversas webs donde las madres que ya no pueden dar el pecho a sus bebés venden la leche a quienes la necesiten, ya sea madres que no producen suficiente leche o, en este inusual caso, deportistas que quieren mejorar su rendimiento.

“No creo en esteroides u otro tipo de suplementos energéticos que son basura. Quiero algo natural que sea un regalo de Dios, y si las mamás que buscan deshacerse de la leche están de acuerdo con ello, lo tomo”. Anthony afirma que paga 2,50 dólares por 300 ml de leche materna.

Curarse con leche materna

Jason Nash es otro hombre que conoce los beneficios de la leche materna. Empezó a tomarla cuando su mujer dio a luz a su primer hijo. “Lo que es bueno para los bebés tiene que ser también bueno para los adultos”, pensó; aunque a su mujer no le entusiasma la idea. Él cree que gracias a la leche materna a evitado ponerse enfermo como cada año.

Otros han optado por la leche materna para tratar las enfermedades directamente; como David, que empezó a tomarla como tratamiento durante el cáncer, pues el aliviaba las nauseas y el malestar provocados por la quimioterapia. Su amigo, Joey, la toma para aliviar su psoriasis.

¿Qué dicen los médicos?

Aunque estos hombres hablen maravillas de la leche materna y existan estudios que sugieren que ayuda a combatir las células cancerígenas, además de tener otros usos que se están investigando; lo cierto es que, no todos los médicos ven esta práctica con muy buenos ojos.

Davis Kerr, profesor de farmacología de Oxford y experto en cáncer, no se cortó un pelo al decir para Metro que “todo esto es muy extraño y estrafalario, completamente anecdótico y, probablemente, una completa bobada”. “Tal vez no haga ningún daño, pero también es probable que no proporcione nada bueno”, añadió.

El tiempo dirá.

Helado, queso y jabón hecho con leche materna

Si los argumentos expuestos por estos consumidores de leche materna te han convencido, tal vez quieras iniciarte en tomar esta bebida que hace tantísimos años que no pruebas.

Por ejemplo, si viajas a la capital británica, en Covent Garden existe una heladería gourmet llamada Icecreamists en la que por unos 17 euros podrás tomarte un Baby Gaga, hecho con leche materna donada.

En Nueva York, el chef Daniel Angerer también ha decidido experimentar con este preciado producto que fabrica su mujer y transformarlo en queso. Ha colgado la receta en su blog para quienes tengan acceso a leche materna puedan probarlo.

Si quieres beneficiarte de las propiedades de la leche materna pero te da cosa ingerirla, puedes restregártela por el cuerpo en forma de jabón. La web china Taobao vende unas curiosas pastillas de jabón con divertidas formas hechas por una madre anónima cuando su bebé ya no quería tomar más pecho.

Fuente: Metro.

Mas cosas igual de extrañas: