La pasarela de los horrores: los looks más chungos que han salido de las mentes de los diseñadores

No, amigos, no se trata de una selección de disfraces para carnaval. Es moda. Sí, creaciones de diseñadores que pretenden marcar tendencia; o llamar la atención. Prendas -por llamarlas de alguna manera- que más bien parecen fruto de un delirio transitorio por culpa de un torrente creativo descontrolado.

Algunos lo llamarán arte, otros tendencia, otros insulto al buen gusto, otros tomadura de pelo. Sea como sea, los modelos han caminado de semejante guisa sobre la pasarela ante la atónita mirada de los presentes y, gracias a la red, ahora estas monstruosidades están viajando por todo el mundo.

Práctico atuendo para dirigir el tráfico, con mascarilla incluida para cuando el embotellamiento es masivo.

El primer modelito nos deja sin palabras. El segundo es el que tu prima la choni ansía añadir a su colección.

Más claro, agua. El propio diseñador es consciente de que cualquiera que lleve este outfit pretende morir de calor.

Si tu novia es fea como un demonio pero tiene unas piernas de impresión, este es el vestido perfecto para ir a la boda de tu hermana.

Casco, falda de tubo, hombreras que te roban el cuello… La moda más atrevida para el hombre de negocios que trata con Bitelchús.

Bien, no sabemos qué clase de droga se ha tomado el diseñador para crear algo así, ¡pero yo también quiero de esa mierda!

Algún tipo de trauma infantil con los ositos de peluche llevó a este otro diseñador a crear esta chaqueta imposible de entrar en bares llenos de gente.

Protégete contra el frío sin renunciar a ser un dandi. También útil para ir a asustar niños a las puertas de un colegio.

Quiero creer que en realidad este vestido es para mujer, solo que la modelo que tenía que lucirlo estaba enferma y en su lugar tuvo que desfilar el propio diseñador.

Esto es incomprensible, pasemos al siguiente.

Atrevida o tímida, da igual cómo seas, siempre encontrarás tu modelito para brillar con luz propia.

Un guiño a la Gallina Caponata. No me quiero ni imaginar cómo acabarán un día de lluvia.

Pero bueno, ¡¿es que esta gente aún no se ha enterado que jamás hay que combinar las rayas con los cuadros?!

Evolución del burka para la mujer con estilo.

Esto se nos está yendo de las manos, ¡por Dios bendito!

El “edredoning” se sube a la pasarela.

Una tercera mano de pega siempre viene muy bien cuando quieres ocultar lo que haces con la de verdad.

El color gris te aportará la discreción y sobriedad que tanto define tu manera de vestir. Igual que un acordeón.

El día que una traicionada Peggy con el corazón roto se metió a diseñadora de moda.

Abrigadito parece, pero no creo que sea la prenda idónea para ir al cole a por los críos.

Si te chifla ser el centro de atención, este look es para ti.

Bien, entendido, las barbas están de moda. ¿Pero esto no es ir demasiado lejos?

¿Quién dijo que las cuerdas habían pasado de moda, eh? Ahora os calláis la boca todos.

Un vestido sacado de las más horribles pesadillas de Hellraiser.

¿Quién dijo que el plástico no podía ser glamuroso?

Este es el vestido que ninguna mujer en su sano juicio se pondría jamás.

Y, cómo no, ¡nuestra Ágatha Ruiz de la Prada no podía quedar fuera de esta lista! ¡Súpera eso, Alexander McQueen!

Vía: Sad and Useless, Urlesque