Fotos de bodas rusas que te harán reafirmarte en tu soltería

Las fotos de bodas son el recuerdo que hace que revivamos ese feliz día una y otra vez, da igual cuánto tiempo haya pasado. Todo es posible a la hora de posar frente a la cámara para inmortalizar el momento de pasar por al altar; y cuanto más original y creativa sea la foto, mejor. Eso sí, asegúrate que de aquí a unos años no te entren ganas de quemar el álbum en un arrebato de vergüenza tanto propia como ajena. Para ver algunos ejemplos de fotos que pueden provocar esta reacción, viajamos a la Madre Rusia, un lugar donde han llevado la fotografía nupcial a un nivel difícil de alcanzar. 

Olvidaos de los trajes de boda a las parejas de las fotos anteriores. ¿Qué tenemos? Afirmativo, escenas sacadas de cualquier película porno de las que abundan en los océanos de Internet.

En un ataque de creatividad, el fotógrafo decidió hacer este extraño montaje de difícil interpretación. ¿Los novios están haciendo la caidita de Vladivostok en el maletero ante la curiosa mirada de la niña? ¿La niña se ha cargado a los novios porque quiere quedarse con el ramo de la novia y esconde los cadáveres en el maletero para llevárselos bien lejos? No me queda nada claro.

Cuando el mal gusto sintió la llamada de la naturaleza y Dios quiso que la cámara da fotos tuviera batería de sobra.

¿Hay algo más romántico que celebrar una boda en las escaleras de un edificio decorado con esvásticas, penes en acción y demás huellas de gamberros? Lo dudo.

Si crees que esta foto es cutre, sigue haciendo scroll hacia abajo. Por cierto, ¿son cosas mías o la novia está demasiado pequeña como para pertenecer a la foto?

No dejes que un vaso cutre de plástico te estropee la foto, querida.

Porque las fotos de frente están muy vistas. No encuentro otra explicación.

“Mira, cari, será el día de nuestra boda, pero esto es Rusia y hace un frío de tres pares de narices. Así que yo no pienso salir a la calle sin abrigo, y tú tampoco, que luego te coges un catarro tonto que nos fastidia la luna de miel”

Tal vez posar junto al mural de un elefante psicópata con pinta de querer despedazar a los novios no sea la mejor de las ideas.

Los fotomontajes cutres a más no poder con coches de por medio son todo un clásico de las estepas rusas.

Foto de boda con mendigo incluido. Ante todo, originalidad; y saber integrarse en la ciudad.

Esta instantánea te pondrá la carne de gallina, en todos los sentidos.

“¡Iván! ¡No dispares aún, demonios, que me estoy colocando bien las medias!” Demasiado tarde.

La novia más dichosa de toda Rusia. Su car lo dice todo.

Y, cómo no, jamás puede faltar la foto de la novia y el novio con las tías del pueblo, en bata de andar por casa y adoptando las poses más raras que te puedas imaginar.

¿Quién ha invitado al Lloyd Christmas de “Dos tontos muy tontos” a esta boda?

Bien, esto tal vez sea lo más siniestro que hayáis visto en mucho tiempo. Joven psicópata intentando cortar la pierna de su micro-mujer con un arco de violín y monstruo gigante que acaba de atrapar a una pobre chica alada y está a punto de engullirla. Si obviar los horribles fondos de ambas imágenes.

Según una antigua tradición rusa, sacarse la foto de bodas tocando el culo a la estatua gigante de una cabra rodeada de basura da buena suerte a los novios.

Y la sorpresa que se va a llevar nuestro buen amigo Vladimir cuando vaya a consumar el matrimonio y descubra longaniza bajo las faldas de su nueva esposa.

Vía: Sad and Useless y PRIF.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] – Fotos de bodas rusas que te harán reafirmarte en tu soltería […]

Los comentarios están desactivados.