¿Dónde se amarra la cuerda de seguridad un funambulista desnudo?

El que aparece en la foto desafiando al abismo como su madre le trajo al mundo es el norteamericano Andy Lewis (también conocido como Sketchy Andy) un experto en slacklining, una suerte de funambulismo de equilibrio sobre una cuerda o cinta que reunió a habituales de la especialidad en el marco del GGBY Highline Festival, celebrado recientemente en algún lugar entre dos grandes piedras del desierto de Utah (EEUU).

Balanceándose a 30 metros de altura sobre líneas de hasta 60 metros de longitud, los participantes desfilaron desnudos por la cuerda floja como mágico fin de fiesta de la jornada.

Pero Andy Lewis fue un poco más lejos. En vez de atarse la cuerda de seguridad a la cintura o a un tobillo (ya que tenían que ir sin arnés) eligió para la seguridad de su paseo una cuerda atada a sus genitales, llevando un poco más allá la expresión “vivir al límite” que rige este tipo de prácticas.

“Por lo menos no hacía frío …” afirma Andy ante la evidente peligrosidad de que la cuerda se soltara de su anatomía en el momento menos pensado. Pero antes de eso, los participantes ya se habían deleitado con una serie de paseos ataviados con distintos disfraces, como uno de ellos que no dudó en caminar por la cuerda enfundado en un traje de Bugs Bunny o una chica que lo hizo en bata de felpa.

Y es que el slackline de grandes alturas no es considerado un deporte por la sociedad. No hay reglas fijas. No hay definiciones de equipos estandarizados, no hay estadísticas. Simplemente, como lo define el propio Andy, consiste en “vivir el momento, estar inmerso en el desierto, desafiando a tu cuerpo, a tu mente, controlando el miedo a la muerte; y persiguiendo el puro, verdadero y sincero sentimiento desenfrenado de libertad”.

Las fotografías de Lewis y el austríaco Mich Kemeter, otro highliner de altura, cruzando el tramo de 61 metros de cuerdas en porreta picada ( y sin red) fueron tomadas por el fotógrafo de Filadelfia Jared Alden, de 31 años, después de que su amor por los viajes y la aventura entrara en combinación con su pasión por la fotografía en este marco incomparable del desierto americano.

Fotos Via Naij