Realistas humanoides aparecen atrapados en los cubos de basura

¿Qué hace toda esta gente atrapada en la basura? Realmente no están buscando desperdicios o algo que se les haya caído: se trata de “Down in the Dumps”, una serie de arte público realizado por artista británico Mark Roberts (alias Markrobla) que consiste en esculturas figurativas que se parecen a personas extrañamente atrapadas en papeleras o en otras inquietantes situaciones relacionada con la falta de recursos.

Estos maniquíes bucean de cabeza en la basura, mientras un par de piernas de un cuerpo sin vida cuelgan en una posición que hace que uno se pregunte si una persona realmente se ha metido a sí mismo por ese agujero.

Los muñecos de Markrobla son como una especie de momias modernas hechas de cinta adhesiva a modo de estructura y adornados con ropa real, para contribuir a la ilusión de que una persona de verdad está en una situación precaria y así llamar la atención sobre la pobreza en las ciudades o tal vez iniciar una conversación sobre el tema. Pero, fundamentalmente, su misión es entretener a los transeúntes.

Las esculturas son a la vez lo suficiente atractivas para desconcertar a los espectadores; y lo suficientemente creíbles para no levantar sospechas de su construcción sintética a base de cinta americana. Y a buen seguro que lo logra, pues también gusta de semienterrar los muñecos bajo la tierra o debajo de montones de compost, como si estuvieran buscando la materia prima más primordial.

El concepto artistico de Mark Roberts se acerca mucho al del escultor y colega Mark Jenkins, que también toma maniquíes para colocarlos en las ciudades en distintas posiciones, a veces haciendo cosas que dan mucho miedo, profundizando así aún más en la imaginación de los transeuntes, que además de una sorpresa se llevan un buen susto.

Puedes ver todo el trabajo de Markrobla en su Flickr