Hallan bacterias fecales en las tartas de chocolate de Ikea

De plato principal, albóndigas de carne de caballo. De postre, tarta de chocolate con trazas de caca. Es el menú que uno puede “disfrutar” en Ikea, la tienda de muebles reconvertida en casa de comidas para menesterosos.

Las autoridades sanitarias chinas han confiscado dos toneladas de tarta de chocolate importadas por Ikea desde Suecia después de encontrar “altos niveles de bacterias comúnmente presentes en el tracto intestinal humano”, según informa Shanghai Daily.

El pasado mes de enero llegó al puerto de Shanghai un cargamento con 1,87 toneladas de tarta de chocolate fabricado en Suecia. Las autoridades sanitarias procedieron a analizar el dulce y hallaron altos niveles de bacterias coliformes, que suelen presentarse en las heces humanas y de otros animales de sangre caliente, como caballos. El nivel de coliformes (E.Coli) es un indicativo habitual de la calidad sanitaria de alimentos y agua.

Un portavoz de Ikea entrevistado por The Local asegura que “nuestro chocolate nos lo suministra un proveedor de primera calidad”. También era de primera la carne de caballo que fue encontrada hace una semana en las albóndigas de Ikea, uno de los greatest hits de los restaurantes de la cadena sueca, pues la ración cuesta sólo 1 euro y entran 10 albóndigas.

Pero para gustos se hicieron los pasteles y las albóndigas. El director del Ikea de Sevilla aseguraba recientemente en una entrevista que “Ikea es un referente gastronómico en Sevilla. Comer bien y barato es posible”. A partir de ahora también será un referente para los coprófagos.

Visto en  Shanghai Daily, vía The Local. Con información de Diario de Sevilla y El País.

Y de repostre:

El director de ‘2 Girls, 1 Cup’ condenado a cuatro años de cárcel por obscenidad

Diez portadas de discos que pretendían ser sexies y dan mucha risa

Abnegado Chang, el cuidador que lamió durante una hora el culo de un mono para hacerlo defecar

Enigmático mono vestido con un abrigo se pasea por el Ikea

Las diez comidas más asquerosas del mundo