Crea una cobra gigante de 400 kg. de caca de vaca congelada para que los niños se diviertan

Mikhail Bopposov es nativo de la república siberiana de Sajá (Yakutia), uno de los lugares más gélidos del planeta donde en invierno hay pocas cosas que hacer en el exterior de una casa. Salvo para el creativo Mikhanil, que ha elaborado con sus propias manos una cobra gigante de estiércol de vaca congelada de 400 kg. “para que los niños puedan jugar y pasar un buen rato”.

La serpiente aprovecha la natural fisionomía de un mondongo gigante para dibujarse en espiral, con la cabeza erguida y su cuello ensanchado en forma de campana. Y se encuentra en exhibición en el pueblo de Yolba, a unos 300 kilómetros al este de la capital de la república, Yakutsk.

En este lugar la ganadería está muy extendida entre los escasos habitantes, que suman alrededor de 500 cabezas de ganado. Y la cobra no es más que un homenaje para celebrar la llegada del Año de la Serpiente, que comienza el 10 de febrero según el calendario chino.

Sin embargo, no es su primera incursión en el medio boñigo, que data de 2008, cuando, inspirado por su servicio militar en una división de tanques, creó un depósito de estiércol en la aldea. Alentado por la cálida acogida que le ofrecieron niños y adultos por igual, procedió el pasado invierno a celebrar el Año del Dragón con la escultura de una serpiente alada, también hecha de excremento de vaca.

Mikhail Bopposov trabaja como gerente de construcción en la escuela del pueblo, y sus 17 vacas le proporcionan una amplia oferta de estiércol, o “balbalkh”, como se conoce en su idioma nativo Yakut. Un material mucho más moldeable que las duras capas de tundra helada del propio suelo. Sin embargo, la imponente cobra no verá más allá de la primavera, pues con la llegada del buen tiempo será desmantelada y utilizada en trocitos para fertilizar los cultivos de la zona.

Mientras tanto, seguirá alegrando los juegos de los niños y las fotos de los escasos curiosos que se atrevan a visitar la zona, aunque “esto no es una escultura, sólo un trabajo que hice”, según afirma el autor modestamente cuando se le pregunta acerca de sus aspiraciones artísticas.

Mucha más atracción, desde luego, ejercieron otros “artistas” de las ideas como el polémico Piero Manzoni, que se le ocurrió meter una “mierda de artista” dentro de una lata para criticar el capitalismo en 1961 y…terminaron haciéndole la ola en las galerías.

En este caso la caca es sin duda más fresca (las temperaturas de enero en el distrito Tattinsky, donde se encuentra Yolba, están entre -42 y -44 grados Celsius) y está elaborada con un fin más loable, más cercano: alegrar un poco la vida a los niños y no tanto a los críticos de arte, más acostumbrados a contemplar este tipo de fechorías conceptuales.

Vía Upi News


Y más obras de arte con tufillo:

– Artista transforma el cadáver de su gato atropellado en un helicóptero

– Diez cosas que los turistas CREEN que deben hacer en España

– Siete jingles publicitarios que probablemente siguen sonando en tu cabeza

– Los bebes más feos del arte renacentista

– Mas Oyama, el hombre que mataba toros con las manos desnudas