Un estrecho, dos hombres y tres ruedas: intentan cruzar de Europa a África en un triciclo acuático

Dos valientes cómicos australianos intentaron a principios del verano lo que muchos consideraban imposible para la raza humana: cruzar el Estrecho de Gibraltar en un triciclo de agua, esa especie de montura con tres ruedas enormes que sirve para el divertimento en las playas.

Hamish Blake y Andy Lee, que presentan un exitoso show de variedades homónimo en las Antípodas, querían establecer un récord al cruzar los 30 km. que separan España de Marruecos sin parar de pedalear, gracias a esta máquina y a la bebida isotónica que llevaban en la nevera de playa que le adosaron.

En verdad, este es un momento para los libros de historia, pues tras 8 horas de pedaleo extenuante la pareja tuvo que retirarse a sólo 1 milla de la cosa africana, entre calambres de dolor y porque se les había roto un pedal.

La gesta la intentaron ataviados como sendos ganadores del Tour de Francia y uno de ellos llevaba el preceptivo casco aerodinámico para evitar que el levante les frenara en su intento. Para entrar en el agua en la parte española recibieron los animos de una banda de Mariachis, aunque en Cádiz los Mariachis sólo aparezcan en Carnaval y para este tipo de cosas.

Y todo se desarrolló bajo la atenta mirada de un patrón gaditano con facilidad para el inglés, que les acompañó en su velero por seguridad y les ofreció sesudos consejos sobre las impredecibles corrientes del Estrecho; y que finalmente tuvo que remontarles a puerto después de que los aussies desistieran de su tremenda charlotada.

Aquí os dejamos con el divertido vídeo de tan insólita (pero fallida) gesta, que a buen seguro quedará en los anales de la estulticia más supina.


Vía Hamish&Andy