Chófer de bus escolar pide matrimonio a su novia maestra cantando a Bruno Mars ante 700 alumnos

Bob Doyle es un ser humano muy romántico. Sólo eso explica que quisiera impresionar a su novia en el momento de la pedida de mano con un vídeo tan arriesgado como este, donde no duda en ponerse en la piel del cantante Bruno Mars para entonar su famosa tonadilla “Marry you”, para dejar claras en imágenes sus intenciones ante todo el colegio donde trabajan ambos.

Bob, de 59 años, es el bronceado conductor del bus escolar del centro; y la pedida es una Alex Hyde, profesora de infantil de 39 años, que no acaba de creerse lo que ven sus ojos cuando el tórtolo coló el vídeo por sorpresa en una fiesta que el colegio le hacía a la maestra por, precisamente, su 39 cumpleaños.


El conductor del autobús pasó dos meses haciendo playback de la canción para hacer la mejor propuesta de vídeo posible, imitando la letra en varios lugares de Bournemouth (U.K) donde se grabó con su propia cámara de vídeo desde distintos ángulos y situaciones.

Las imágenes luego fueron transmitidas a todos los niños y el personal reunidos en el salón de actos. Y también a la suegra, que se encontraba sentada al lado de su hija en estado semi-tróspido.

La señorita Hyde se quedó en shock cuando vio a su pareja de 12 meses cantar junto a Bruno Mars como sólo un hombre enamorado puede cantar. Cuando terminó el vídeo, el Sr. Doyle entró en la sala vestido elegantemente y acompañó a su prometida hasta el estrado, donde clavo rodilla en madera y le hizo la pregunta por todos conocida.

La respuesta fue un rotundo “sí” ante los vítores y aplausos de alumnado y profesorado alcanzando el pleno éxtasis. El vídeo de tres minutos mostró al Sr. Doyle imitando la letra de la canción y también haciendo algunos someros pasos de baile, siempre sin perder la sonrisa.

“Esa es nuestra canción favorita y siempre me burlaba de él cuando la cantaba mientras hacíamos la colada”, declaró al terminar la ya próxima señora Doyle, con la sonrisa de oreja a oreja del que pierde un compañero de trabajo…pero gana un esposo más gracioso que un San Luis.

Vía Express&Star