Cómo sobrevivir a un ataque de tiburones con un cuchillo y dos bebidas energéticas

El kite surfer polaco Jan Lisewsi acaba de lograr un hito en los anales de la autodefensa frente a los tiburones. Lisewsi sobrevivió más de 40 horas sin agua, sin apenas comida y con un cuchillo defendiéndose de hasta 11 ataques de tiburones en mitad Mar Rojo, después quedarse sin viento en plena travesía de 200 kilómetros.

Los detalles de la odisea de Lisewski están relatados en la página Surfer Today. El deportista polaco, de 42 años, no es un aprendiz en esto del kite surf. El año pasado fue la primera persona en completar la travesía al Báltico en una de estas tablas propulsadas con la ayuda de una cometa: 200 kilómetros que completó en 11 horas.

Pero la travesía del Mar Rojo no resultó tan asequible: cuando había completado dos tercios del recorrido previsto entre El Gouna y Duba, el viento cesó repentinamente y Lisewski se vio varado, rodeado de tiburones. El polaco lanzó una señal de SOS que no recibió respuesta de la guardia costera de Arabia Saudí. Hasta su rescate transcurrieron 40 horas en las que repelió hasta 11 ataques de tiburones, en un desigual combate que recuerda a ‘El viejo y el mar’ pero con la barca convertida en tabla.

Lisewski, sonriente tras el rescate.

La primera noche Jan Lisewski se quedó sin agua mineral y durmió sobre la tabla, envuelto en la cometa. Al día siguiente divisó un pesquero y le hizo un disparo con una pistola de señales pero no obtuvo respuesta. La segunda noche, el hombre alcanzó un arrecife, donde alimentó con dos barritas energéticas y la bebida energética que le quedaba. Allí comenzó el ataque por parte de los escualos: “Les apuñalé en los ojos, la nariz y en las agallas”, relató Lisewski a los periodistas tras su rescate. “El combate duró toda la noche y al amanecer, milagrosamente, se habían ido”.

Aunque existe la leyenda marítima de que la mejor manera de luchar contra un tiburón es darle un puñetazo en la nariz, lo cierto es que Lisewski hizo lo más sensato, explica Daniel Honan en Big Think: apuñalarle en los ojos y en las agallas. Gracias a sus propias ídem Lisewski consiguió salir indemne sin ninguna herida.

¿Qué tiburones pudo encontrar el polaco en el Mar Rojo? Pues hasta 44 especies, tal y como muestra este diagrama que puedes ver en las profundidades del post, incluyendo especies laetales, como el tiburón marrajo o el tiburón toro. Según relata Lisewski en una entrevista en Shark Year (sí: el Año del Tiburón), los tiburones tenían entre 2,5 y 6 metros y “debieron de ser atraídos por el color de la cometa”.

Visto en Surfer Today y Shark Year, vía Big Think.

Otros escualos legendarios:

Entrenan a los tiburones caribeños para detener la invasión de peces león

El tiburón cíclope, el bicho más extraño descubierto en 2011

¿Son las máquinas expendedoras más peligrosas que los tiburones?