Los Reyes Magos podrían ser más de tres, en torno a una docena larga

Se trata de uno de los símbolos más reconocidos de la temporada festiva navideña: los tres Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar, llevando sus regalos al niños Jesús.

Pues igual hay que ir borrando de nuestra mente esta estampa y abrir espacio en el Belén del salón, pues los Reyes Magos que visitaron el pesebre vendrían con compañía y podrían ser muchos más, según una nueva interpretación de un manuscrito antiguo del siglo VIII que ha sido traducido al inglés por primera vez y que lanza una nueva luz sobre la increíble historia de la Navidad.

Se trata de la traducción de un misterioso texto llamado “La Revelación de los Reyes Magos”, en el que se describe cómo los tres hombres sabios en realidad eran más de una docena y venían de una tierra lejana del oriente, posiblemente, de China.

Sí; además de ser doce y la madre además…eran chinos.

Brent Landau, profesor de Estudios Religiosos en la Universidad de Oklahoma, se ha pasado dos años traduciendo el texto del siglo VIII de su original en idioma siríaco, también llamado asirio o caldeo, un conjunto de dialectos del arameo. Este documento ha estado guardado en el Vaticano durante 250 años y se ha datado sólo 100 años después de que Mateo escribiera su Evangelio, el único que incluye la historia de los Reyes Magos.

Gracias a la persistencia de este profesor, el sorprendente descubrimiento ha sido traducido por primera vez.


En ese evangelio Mateo no menciona el número exacto de Reyes Magos, sino que son descritos como “tres hombres sabios”, simplemente porque sólo había tres regalos y alguien tenía que entregarlos. Así que según esta nueva traducción, podría haber más reyes acompañando el mágico momento, aunque con las manos metidas en los bolsillos.

Los autores del documento afirmaban que el texto fue escrito por los propios Reyes Magos. Sin embargo, los expertos no creen que sea el caso y dicen que podría haber sido escrito por sus descendientes, ya que en texto se llevan las cuentas detalladas de sus oraciones y rituales.

El profesor Landau cree que la secta que lo escribió podría estar identificada con un grupo que se conocería como “los místicos”, y que el documento es parte de los textos apócrifos cristianos que fueron escritos en el idioma siríaco, que era hablado por los cristianos de Siria a través de Irán e Irak.

En esta versión, los Reyes Magos que están en el texto son descendientes de tercer hijo de Adán y Eva, Seth, y vivían en tierras del lejano oriente. El texto llama a la tierra “Shir” y, comparando con otros textos antiguos, parece que lo que se tenía en mente al referirse a ese lugar es la China-Capuchina.

Y no es la única sorpresa en el antiguo manuscrito. Landau también afirma que el texto describe a los Reyes Magos como practicando rituales religiosos, a la espera de la Estrella de Belén. La historia dice que Seth transmitió en una profecía que en algún momento una estrella aparecería y sería la señal del nacimiento de Dios en forma humana.

Los Reyes Magos, que simplemente serían observadores de estrellas antiguas, capaces de leer y manipular el destino anunciado en los cielos, habrían esperado miles de años pensando en esta profecía, hasta que la estrella apareció un buen día para marcar el lugar.

Y claro, después de tanto tiempo esperando, es posible que fueran más de tres los que quisieran hacer ese viaje hacia la eternidad.

Fuente: Revelation of the Magi: The Lost Tale of the Wise Men’s Journey to Bethlehem