Un instructor de seguridad laboral es suspendido de empleo tras caerse de la escalera que enseñaba a usar

Como instructor de salud y seguridad de su empresa, Paul Cavanagh debe de conocer todos los secretos sobre el arte de subir una escalera. Pero lo que comenzó como una simple demostración ante un grupo de empleados de la construcción, terminó en humillación laboral y en un enorme castañazo cuando falló en su método demostrativo y se precipitó desde la escalera hasta el jardín del vecino.

El vídeo de su extraña caída ha sido publicado en YouTube y en un par de días ha recibido más de 200.000 visitas. Y para empeorar las cosas para el señor Cavanagh, lo han visto sus jefes y ha sido suspendido de empleo y sueldo por no seguir las reglas de su compañía en materia de salud y seguridad.

El vídeo del accidente, que ocurrió en una zona de adosados de Gateshead (U.K.), revela una serie de meteduras de pata por parte del instructor Cavanagh en los lógicos protocolos de seguridad de “cómo usar una escalera”. Todo empieza torcido cuando el instructor se había olvidado el casco y se lo tuvieron que arrojar cuando ya estaba subido 3 metros.

En las imágenes se puede ver como, encaramado, explica a los empleados de Morrison Servicios de Instalaciones, una empresa de reparación y mantenimiento, que si uno va bien amarrado a la escalera con un arnés de seguridad “no vamos a ir a ninguna parte”.

Para tranquilizarlos, el señor Cavanagh se sujeta en un peldaño y luego se inclina hacia atrás de la escalera antes de extender los brazos de ancho como si estuviera en el Titanic. “¿veis? No vamos a ir a ninguna parte”, repite.

Y en ese momento, sorpresivamente, se atreve con una caidita de demostración, a lo saco muerto, que unido a que la escalera estaba ligeramente inclinada, le hace precipitarse hacia el jardín del vecino, en tremendo golpe contra una casita de muñecos infantiles.


Un desastre total que además ha dejado marcada toda la fachada con el roce de la escalera.

El Sr. Cavanagh ha sido suspendido de su trabajo en espera de una investigación interna. Ayer sus empleadores dieron una explicación a esta decisión en el Daily Mirror: “Morrison se toma la seguridad de nuestro personal y la de sus clientes muy en serio. Nos gustaría asegurar a todos que nuestros controles de seguridad son sólidos y que este incidente no refleja de ninguna manera nuestras operaciones habituales”.

Vía Youtube