Los admiradores de la pana buscarán su Mesías el 11/11/11

Felipe y Guerra, fundadores honoríficos del Club de la Pana.

La fecha del 11 de noviembre de 2011 es, para algunos, un momento de redención. Para los informáticos es un guiño binario y para los que gustan de vestir prendas de pana, todo un signo: seis rayas verticales (ocho, si sumamos las barras), una suerte de metáfora de la pana americana.

En Nueva York existe un Club de Admiradores de la Pana o, dicho en versión original, el Corduroy Appreciation ClubSe trata de un colectivo que utiliza los códigos y el lenguaje de las sociedades secretas con un objetivo: dar lustre a una moda tan ‘demodé’ como las prendas de pana. Los 4.000 miembros del Club de la Pana se reúnen dos veces al año: el 1 del 1 y el 11 del 11, pero dentro de dos viernes será su gran día, el día que elegirán a su Mesías, título que recaerá en un niño que cumpla 11 años ese día en cuya búsqueda se afanan los miembros.

Según explica el fundador del club, Miles Rohan, en una entrevista, “ese niño será el Mesías de la pana. Para nosotros es como buscar al Dalai Lama”. De momento, los ‘paneros’ han descartado a tres candidatos, dos gemelos de Wisconsin, “porque viven demasiado lejos de Nueva York” y a un chaval local, “porque su padre tiene un trabajo terriblemente vulgar”, en palabras del estiloso Rohan.

El Club de la Pana tendrá su gran encuentro anual en el Centro Desmond Tutu de Manhattan. Ese día, el 11 del 11 del 11, no será obligatorio vestir dos prendas de pana sino ¡tres!, dado lo  excepcional de la onomástica. Además de la coronación del Dalai de pana fina, el acto también contará con una conferencia sobre “Las relaciones entre la pana y la historia del arte”, dictada por Tim Rohan, a la sazón hermano de Miles y catedrático de la universidad. Una de las figuras más notables de la cultura neoyorkina, Woody Allen, es un hijo predilecto de la pana.

Página web del Club de la Pana. Visto en Orange y New York Daily News.