Hablamos con Eugenia: "Me llevo fenomenal con todos mis hermanos"

con-eugenia-martinez-de-irujo

La vida sigue para Eugenia Martínez de Irujo, quien pese a perder a su madre hace unos meses, continúa con su rutina. Y, aunque algo más delgada, poco a poco se va dejando ver en ella. Esta vez lo ha hecho en 'Estrellas al quite', una exposición solidaria celebrada la pasada noche en el Tendido 11 de la popular Plaza de toros de Las Ventas. Allí hemos podido disfrutar de los capotes que han donado algunos de los diestros más representativos de nuestro país, diseñados por artistas de diversa índole, con precios de salida fijados en 600 euros.

Eugenia ha aparecido radiante, para explicarnos de qué trataba esta exposición que lleva a cabo la Casa de Subastas Sotheby's. No se trata de otra cosa que de "un numero de capotes de figuras del toreo diseñados por personalidades como Joaquín Sabina o Antonio Banderas", con el objetivo de "recaudar fondos para los niños enfermos de la Fundación Pequeño Deseo, de la que soy madrina en estos últimos ocho años", tal y como cuenta la Duquesa de Montoro.

Difícil sigue siendo, por otra parte, recordar a la desaparecida Duquesa de Alba, de la que reconoce echar "mucho de menos", principalmente por "su sentido del humor". "Mi madre conocía muy bien la fundación e imagino que se sentiría muy contenta", ha reconocido con nostalgia.

"Ella era muy aficionada al mundo del toro, yo por contra hace muchos años que no voy a ninguna corrida de toros y soy defensora de los animales", ha querido añadir.

"Agradecida" de que la veamos más contenta, la aristócrata no puede mentir y asegura que, aunque se va sintiendo "un poco mejor", han sido meses "complicados", hecho por el cuál justifica su pérdida de peso.

Por otra parte y zanjando polémicas, la relación de la menor de los Alba con el resto de sus hermanos es buena, aunque reconoce tener más con unos que con otros. "Me llevo fenomenal con todos mis hermanos, paso mucho tiempo con Fernando y con Jacobo hablamos mucho aunque él no viva en Madrid", ha querido comentar.

Cuando se le pregunta por su hermano Cayetano, "lo está pasando mal pero como todos". "Está emocionado porque ha sido difícil para todos, como cuando se le muere una madre a cualquiera", ha querido añadir.

Termina su declaración cerrando el capítulo que las malas lenguas habían habilitado sobre una supuesta mala relación con su hermano Carlos, encargado de la administración de la Casa de Alba y patrono de la Fundación Casa de Alba. "Con Carlos no he tenido ningún problema, al revés, me ha protegido muchísimo a mí y a mi hija, y cualquier fleco suelto ha quedado bien atado", ha comentado, no sin antes reiterar que con Alfonso Díez, los Alba tampoco tienen "ningún problema".

Manu Sánchez para Republica.com

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *