Eugenia Martínez de Irujo: “Me encanta que me hagan reír, lejos de prototipos”

Si hace apenas unos días la veíamos en una subasta benéfica de la Fundación Pequeño Deseo, anoche, Eugenia Martínez de Irujo recogía un premio de esta misma fundación en reconocimiento a su aportación -hacer realidad los deseos de todos esos niños con enfermedades crónicas-. Lo hizo de la mano de Enrique Solís en los Premios Cuida de ti de la revista Mía, en donde me reconoció que “es un trabajo duro pero también satisfactorio”. Eugenia además admitió que colabora “diariamente y desde hace ocho años” y que, sin duda, “te hace valorar lo que uno tiene y a veces, cuando puedo, llevo a mi hija a que descubra el deseo de uno de estos niños, para que ella también lo valore”…

La hija de la duquesa de Alba recogió este premio en un momento “en el que me encuentro fenomenal como estoy, sin necesitar a una pareja a mi lado”. No obstante, “me encanta que me hagan reír”, independientemente y “lejos de prototipos”.

Por su parte, nos hizo saber que su madre “sigue estable en Sevilla, a donde iré dentro de unos días para verla, aunque hablo con ella a diario”. Y asegura que la duquesa “está bien, estable. Desde luego, no creo que llegue a su edad con esa vitalidad. Ha puesto el listón muy alto”.

Por otra parte, la duquesa de Montoro no solo se preocupa a diario por el estado de salud de su madre, sino por la adolescencia que vive ahora su hija, Cayetana Rivera, de quien comenta que “vive una etapa que me divierte mucho, y es que ahora es cuando la niña empieza a salir y a conocer”. Además, Tana acaba de cumplir años. “Celebramos su cumpleaños en casa y le he regalado un jersey”. “Nada del otro mundo”, añade entre risas.

Sí que le gusta “que mi hija conozca algunos de los deseos de estos niños de la fundación, ya que si bien no puede venir en el horario de colegio, fuera de él, me gusta que conozca a estos niños y valore lo que tiene”.

Finalmente, y aunque ella vive “un momento de tranquilidad” en su corazón, Eugenia Martínez de Irujo también habló sobre su hermano Cayetano y la relación que tiene con la nadadora Melani Costa, de quien sabemos, pidió recientemente el cambio de residencia -de la de San Cugat del Vallés  de Barcelona, a la Joaquín Blume de Madrid-, para estar cerca del duque. “Es una chica encantadora, pero sobre todo y lo que me importa a mí, es que él está muy contento”, comentó.

“Mi madre está feliz porque le ve feliz”, terminó.

Manuel Sánchez para Republica.com
FOTOS de Carlos Aranguren
Estoy en Google+, Instagram y Twitter

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *