Sobre la exclusiva de Corinna en ‘¡Hola!’

Hoy, la fiscalía ha dicho que no ve indicios de implicar a la Casa Real ni a la infanta en el chirriante Caso Nóos, y también hoy la revista '¡HOLA!' ha mostrado en su portada un exclusivo reportaje con Corinna explicándose sobre sus lazos con Iñaki Urdangarín, la presunta trama que la relaciona con él, y sobre los turbios asuntos del entramado. Pero, sobre todo, para callar todas esas bocas que hablan gratuitamente. Por otra parte, es lo único gratis que les queda a los ciudadanos que no son infantas, príncipes, reyes o políticos, pero este no es el quid de la cuestión...

Como bien saben, no puedo desvelar ni total ni parcialmente el contenido de la revista, pero sí puedo verter mi opinión sobre el asunto que tanto está dando que hablar esta semana en los medios de comunicación y en las calles, hoy muy frías y nevadas, de algunas comunidades españolas.

Lo que no es ningún secreto es que es uno de los temas de la semana, y a las visitas de nuestros lectores me remito cuando sólo leo 'Corinna' entre las noticias más leídas. Tampoco lo es que algo huele a podrido en nuestra monarquía y que '¡HOLA!' es fiel a ella.

Pero, lo que está claro es que, independientemente de estos puntos, Corinna tiene derecho a defenderse y a hacerlo en ésta o en la publicación que le dé la "real" gana, para bien o para mal, como también hemos leído en 'El Mundo'.

Para terminar con mi exposición inicial, tampoco obviemos el detalle de que, independientemente de la presunción de inocencia, es Iñaki Urdangarin y su ex socio, Diego Torres, los imputados en un caso que va para largo, y ni Corinna, ni el rey, ni tan si quiera la infanta Cristina, están imputados. No al menos, hasta la fecha.

Por tanto, ¿Qué nos importa lo que esta señora pudo o no tratar con el yerno real? En realidad, como amiga del rey -y no voy a entrar en sórdidas hipótesis ni bajos calificativos sobre dicha amistad-, lo único que hizo Corinna fue aceptar por parte de su amigo que le encontrara un trabajo adecuado a su yerno;  un puesto que, por cierto, él rechazó.

Ésto fue en otros tiempos, antes de que hubiera crisis y de que a todos nos pareciera mal que alguien consiguiera "currar" por influencias. En cualquier caso, y como digo, no llegó a ser así, aunque a la propia Corinna le sorprendiera.

Haciendo hincapié, es verdad que se utilizaron influencias en cualquiera de los casos que, reales o no, sucedieron de antemano en este capítulo donde interviene la princesa rubia; y es verdad que estas influencias pueden estar mal, pero éste tampoco es el tema en el que se centran los runrunes.

Por supuesto, no con ello pretendo justificarlo, pero tales habladurías rechinan casi tanto como cuando se hablaba del lío de faldas del presidente Clinton con su becaria.

Siguiendo con el ejemplo, ¿Es que Bill fue un mal presidente por tener un punto débil en su ámbito más privado? Siguiendo con el ejemplo, ¿Ha sido don Juan Carlos un mal rey por tener un yerno "chorizo" que ha actuado a sus espaldas o por tener una amiga aristócrata que maneja fundaciones? Y siguiendo con el ejemplo, ¿No será que nos resulta mucho más morboso hablar de una monarquía debilitada si metemos a una señorita rubia de las altas esferas de por medio?

Limitémonos a poner sobre la mesa la única verdad demostrada, que es la imputación verdadera -que no real-, de Iñaki y de su ex socio; Limitémonos a lo que dicen los jueces y los fiscales, y no intoxiquemos un juicio ya de por sí delicado con habladurías que transitan desde el capítulo del elefante en Botsuana hasta la cama del rey; Limitémonos a lo que dice la fiscalía, al menos hasta nueva orden.

Por no mencionar que hablamos de una persona con derecho a defenderse en donde y como quiera.

El resto sigue y seguirá en manos de la justicia, que es en la que deben estar, al margen de exclusivas como la de '¡HOLA!', de opiniones como la mía y de chismes como los de "radio-patio".

Pero nosotros, como somos así, seguiremos hablando, que como he recordado, es lo poco que podemos seguir haciendo gratis. También lo entiendo.

Manuel Sánchez para REPÚBLICA.COM
Twitter: @Manusancero

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *