Recorremos Madrid con Marta Robles: “Los periodistas somos el reflejo de la sociedad”

Son las 12:15 h de un martes 13, y me he acercado hasta 'Telemadrid' para ver a la periodista Marta Robles, quien muy accesible aceptó encantada esta entrevista para REPÚBLICA DE FAMOSOS. Tras ver en directo el final de su programa aún en antena, 'Ahora Marta', me voy con ella a una pequeña sala desde donde vamos a poder pasear por todo el centro de Madrid gracias a su último libro, 'Madrid me Marta' (Ed. Planeta. 2010).  Lo descubrimos...

Pregunta: Buenos días Marta, lo primero de todo, y creo que no va a ser ninguna exclusiva, en persona eres tan delgada como en la televisión.

Respuesta: (Risas) Hombre claro, ¿Tú pensaba que sólo era delgada en la tele? ¡Pues la tele engorda! Así que lo contrario hubiera sido raro…

P: Esto viene a cuento de esa frase tan "divesca" que te he oído decir en alguna ocasión de que si pasas de los cuarenta y no estás delgado, es mejor no estar.

R: No, pero esa frase ni es "divesca" ni es mía, sino de Manolo Vicent. Y además no es para nada de los cuarenta, sino "a cierta edad". Viene por una razón muy sencilla, y es que cuando eres mayor si estás delgado, la calidad de vida es infinitamente mejor.

P: Bueno, bien. Cambiando el tono, estoy con una periodista muy reconocida y no puedo dejar pasar la oportunidad de hablar de periodismo. La FAPE dijo hace unos días que este ha sido el peor año de la historia de España para nuestra profesión, con más de 3.600 puestos de trabajo destruidos. Tú, Marta, que ya has llegado a la cima de tu carrera, ¿Qué opinas de esto?

R: Pues que somos el reflejo de una sociedad que está en crisis. Todo lo que nos pasa a nosotros, los periodistas, pasa en el resto de la humanidad, y si nos fijamos en nuestro entorno, está igual o peor. Los periodistas somos el reflejo de lo que está pasando y no somos un sector ni mejor ni peor que otros de nuestra sociedad.

P: Tu último libro, 'Madrid me Marta' sale a la venta precisamente en plena crisis, en 2010, y vi que lo estrenaste en la sala Alegoría con unos tacones Loboutin clásicos de suela roja. A ti te encantan los tacones, Marta…

R: Me gustan mucho y además siempre digo que me gustan más para las altas que para las bajitas, y yo soy bastante alta. Llevaba unos Loboutin que me había regalado a mí misma precisamente para la oportunidad, pero bueno también me gustan otros españoles maravillosos, de hecho si me das a elegir entre un Loboutin y un Blahnik, me quedo con un Blahnik.

P: Ya he visto que lo has entrevistado en alguna ocasión… A Manolo Blahnik.

R: Varias veces (Sonríe).

P: Y qué opinas de estas guerras legales que se producen a veces en el terreno de la moda, como fue el caso de este color rojo en la suela de los Loboutin que YSL le quiso arrebatar…

R: Es determinante. En el mundo de la moda y del diseño "la imaginación al poder" siempre, y los pequeños detalles son fundamentales y excepcionales. La diferencia es importante en todo en la vida y más en moda. Ese pequeño detalle de la suela de Loboutin es un síntoma de diferenciación total…

P: ¿Un sello?

R: Un sello personal del propio diseñador, por supuesto. Con lo cual, que alguien venga y copie lo que él ha concebido como tarjeta de visita es innecesario, injusto y me parece que está muy bien que haya polémica al respecto.

P: 'Madrid me Marta'… ¿Por qué este título? ¿Por qué esta portada? ¿Por qué este prólogo de Alaska y Mario Vaquerizo?...

R: 'Madrid me Marta' es un juego de palabras sobre la frase de Moncho Alpuente de los tiempos de la movida, a mí me divirtió mucho jugar con ese calambur porque por un lado recoge la esencia de Madrid y por otro hacerlo a través de mi personalidad en esta guía, que quiere ser eso: una guía muy personal.

La portada se decidió con la gente de la editorial, querían que yo estuviera en ella y eso sí que elegí yo un poco más la foto, porque no quería que fuera una foto de "bolsas" o de compras, porque esta guía va mucho más allá. Tiene museos, paseos, sitios curiosos para arreglar casi de todo…

Y el prólogo se lo pedí a Alaska y Mario porque ellos son muy madrileños. Olvido (Gara) como sabes aunque es mejicana, se siente madrileña de pura cepa y además muy representativa de aquella movida…

P: Es más madrileña que muchos madrileños…

R: Sin duda alguna, y por eso me parecía muy divertido ese punto de locura en unas páginas que versan sobre Madrid.

P: ¿Cuántas ediciones van ya? Porque yo aquí tengo la 3ª pero…

R:  Sí, vamos ya por la 6ª Edición.

P: Bueno, pues para introducirnos de lleno en esta guía que nos "marta", te voy a proponer un juego. No quiero que ésta sea una entrevista al uso así que vamos a imaginar una serie de supuestos en lo que hay que recurrir a ‘Madrid me Marta’ para salvarnos (Que apunten los lectores porque puede serles muy útil). Empezamos…


CASO 1: UN AMIGO NOS VISITA

P: Nuestra primera hipótesis es el caso de un amigo que tenemos, que no es de Madrid y que viene a visitarnos un fin de semana. Es un chico culto, de unos 30 años, le gustan los museos, el arte moderno (Dalí, Miró…) y para empezar nos pide que le ayudemos a buscar un hotel céntrico y bien comunicado…

R: Pues dependiendo del presupuesto, si hablamos de un chico joven, cosmopolita, con un punto clásico, que le gusta la gente, que se vaya al Hotel Palace (Plaza de las Cortes, 7), que allí pasa casi de todo, y si además le gustan los museos, pues ahí al lado tiene el Museo Thyssen (Paseo del Prado, 8), al lado el Prado (C/ Ruiz de Alarcón, 23) y un poco más abajo el Reina Sofía (Calle de Santa Isabel, 52), que suele tener unas exposiciones muy recomendables.

P: Pero te lo voy a complicar un poquito más. Resulta que el chico es vegetariano, entonces claro, para las comidas esto es más difícil, pero yo sé que tu guía tiene restaurantes vegetarianos muy buenos así que volvemos a mirar…

R: Sí, hay uno en la calle Con de Aranda, 11, 'La Galette', muy bueno y luego está 'La biótika' (Calle Amor de Dios, 3), por Lavapiés con comida microbiótica, excelente también.

P: Estupendo, Marta. Pero como va a estar un par de días, pues ya para el segundo día le tenía reservado llevarle a alguna librería contemporánea, un paseo típico madrileño al atardecer, y ya por la noche algún sitio de copitas que sea más tranquilo, que el muchacho se tiene que ir a su país al día siguiente y tampoco vamos a darle caña…

R: ¿Librerías? Le llevaría a una de toda la vida, la de Antonio Machado que está en el Círculo de Bellas Artes, que suele tener también muchos actos, exposiciones y está muy bien y muy completa.

Paseos, a mí me encanta el que empieza en la Plaza de Oriente y acaba en la de la Villa porque vas descubriendo Madrid de los Austrias, el Madrid medieval...

Para algún sitio de copas pero tranquilo… Hay que decir que no ha cenado, así que se vaya al 'Lecabrera' (Calle de Doña Bárbara de Braganza, 2) a por unos pinchitos y unos cócteles maravillosos que hace Sergio, muy conocidos allí.

CASO 2: LA BODA DE MI HIJA

P: Bueno, esta segunda historia es la de una mujer que su hija se le casa, les han pillado los preparativos de la boda un poco de repente, y no tiene mucho tiempo para organizarlo. Ella para empezar querría hacer un plan de adelgazamiento para entrar en el vestido, y la boda va a celebrarse en verano, así que quieren un estilo ibicenco…

R: Vale, vamos a ir paso a paso (Risas). Si quiere ponerse un poco a punto que se vaya a Maribel Yébenes (Paseo de la Habana, 14), que le hagan de todo y va a quedar estupenda.

Para un vestido de novia estilo ibicenco que consulte la web de Charo Ruiz (www.charoruiz.com) y a partir de ahí va a encontrarlo.

Y bueno, aunque Maribel Yébenes también tiene, para el plan de adelgazamiento vamos a recomendarla la 'Clínica Mira+Cueto' (Av de Concha Espina, 53), que además tienen a profesionales muy buenos para ello, con publicaciones y de todo.

P: Y luego algún regalito para la novia por parte de la madre, porque claro, a ver qué hacemos sin regalo…

R: Que se vaya a la Joyería Barcena (Calle de Jorge Juan, 18) a por alguna joyita con historia, antiguas con diseños excepcionales, con buenos precios y son regalos muy exclusivos. Si quiere gastarse menos dinero, que se vaya a Terín (Paseo de la Habana, 50), con cosas muy curiosas también.

CASO 3: UN UNIVERSITARIO CUALQUIERA

P: Este tercer ejemplo es el de un universitario cualquiera que no es de Madrid pero está estudiando aquí, sus padres le ayudan con el piso, él trabaja de todas formas en una cafetería para pagarse sus cosas, y bueno, su casero es permisivo y le permite hacer su alquiler más "suyo", ponerlo más mono pero siempre dentro de su presupuesto…

R: Lo primero que le diría a este chico es que para hacer de su alquiler un piso más suyo, dentro de un presupuesto más bajito, que se vaya al 'Rastro' (Calle de la Ribera de Curtidores, 21), donde va a encontrar cosas muy distintas y se va a encontrar muchos rincones y puestecitos muy curiosos. Y a 'Velas de la Ballena' (Calle de Fuencarral, 47), un sitio de velas donde encontrará aromáticas y tal, para hacer más de ese alquiler, su lugar.

P: Y para más material universitario, alguna papelería…

R: Pues tiene 'De Papel' (Calle de Justiniano, 7) con cosas muy distintas y personales para ser un universitario con un toque de color.

P: Y caprichitos de ropa juvenil, ¿Algún martichollo? Había que mencionarlo...

R: Bueno eso no sale en el libro porque como sabes los martichollos eran de una semana para otra…

P: Bueno pero en esta guía tenemos outlets…

R: Sí, aquí están los outlets y yo le llevaría a 'Las Rozas Village' (C/ Juan Ramón Jiménez, 3), que hay un montón de tiendas para elegir, o en 'Európolis' (Ctra. De El Escorial Km. 2,2) tiene un outlet muy especial.

Hay que decirle también algún sitio para comer cuando quiera pegarse un capricho, y yo le diría un restaurante cubano que se llama 'Zara' (C:/Infantas, 5), con mantelitos de cuadros y regentado por un matrimonio cubano-asturiano, Inés Llanós y José Martínez, con una comida cubana fantástica y unos daiquiris extraordinarios.

P: Y que son precisamente amigos de Alaska y Mario, ¿No?

R: De ellos y de mucha gente. Yo he ido allí muchas veces a lo largo de mi vida y cualquier universitario lo debe conocer, aunque es para todas las edades.

CASO 4: CUMPLEAÑOS DE MI HIJO

P: Nuestro último caso es el de una madre que su hijo cumple 9 años y necesita organizarle todo: una fiesta, la tarta… Y si todo sale bien le ha prometido a su marido, el papá del niño, una cenita romántica.

R: Para la tarta que se vaya a 'Keiks' (Calle General Orgaz, 29 y Travesía del Grupo Escolas, 1), porque tienen unas tartas muy buenas. Y si para la fiesta quiere su piscina de bolas y tal, que se vaya a 'Dinopeppino' (Calle de los Mártires de Alcalá, 4), muy limpio y agradable.

Y si todo sale bien, que se lleve al marido al restaurante 'El Viejo León' (Calle Alfonso X, 6), para cenar mirándose a los ojos con una luz preciosa y se tomen una botella de buen vino con un steak tartar que no van a olvidar nunca.

UNA "ESPINA DORSAL" DE MADRID

P: Ya que te tengo aquí y que me acabo de mudar hace un par de meses al Barrio de las Letras, Marta, recomiéndame algún buen sitio, tanto para comer como para salir de copas…

R: Lo que tiene esa zona es que hay que patearla e ir descubriéndola. Tiene multitud de rincones, mucha decoración, y te va a tocar descubrirlo.

Hay que decir que lo que he hecho con este libro es dibujar una espina dorsal de Madrid, con sus sitios más clásicos. Por desgracia con esta crisis que todavía padecemos habrá algunos sitios que hayan tenido que cerrar, pero yo espero haber recogido la esencia de esta ciudad en cada una de sus páginas a través de mis experiencias, de una madrileña de pura cepa, para aquellos que lo sean y que aunque no lo sean se sientan como tal.

P: ¿Algún sitio o zona que Marta nunca recomendaría en su libro?

R: Realmente lo único que hay zonas que he transitado menos y por eso no figuran en la guía porque yo soy muy de centro. Por ejemplo Vallecas, que después descubrí de la mano de Juan Barranco y hasta di el pregón allí, con sitios y gente estupenda.

P: Dame algún consejo para los periodistas que, como yo, estamos empezando en estos tiempos tan complicados.

R: lo más importante para cualquier periodista que empieza es saber que no hay trabajo pequeño ni medio, y trabajar con el mismo empeño y la misma ilusión en la tarea que le toque por nimia que parezca. Además me parece indispensable tener iniciativa, buscar temas, aportar ideas y encontrar la diferencia. Y por supuesto saber que esta profesión es maravillosa pero que no tiene horario: se es periodista 24 horas al día

P: Pues muchas gracias y nada, ya sabes que si algún día necesitas un reportero dicharachero, encantado estaré de colaborar contigo.

R: (Risas), muchas gracias a ti. Encantada.

Entrevista de Manuel Sánchez. Fotografías cedidas por Marta Robles para REPÚBLICA.COM, MADRID.

Twitter: @Manusancero

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *